País
Viernes 03 de Julio de 2015

Autos: Gobierno subió 15% el impuesto a los autos de alta gama

El Gobierno subió un 15% la base imponible de impuestos internos a la venta de automóviles cero kilómetro, y redujo la alícuota para aquellos vehículos que se fabriquen en el país, decisión que estará vigente hasta fin de año.
Así lo dispuso a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial, a través del cual quedó establecido que los autos de alta gama con precios de hasta 225 mil pesos, no deberán abonar el tributo. Ante la virtual paralización del mercado de cero kilómetro, finalmente la Casa Rosada actualizó la base imponible para autos, motos y embarcaciones deportivas.
De acuerdo con el primer artículo del decreto, "se deja transitoriamente sin efecto el impuesto para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a 225.000 pesos".
Según la medida oficial, aquellas operaciones cuyo precio de venta se ubique entre los 225.000 y los 278.000 pesos estarán gravadas con una tasa del 30%, con excepción de aquellos de origen nacional, para los cuales la tasa será del 10%.
En el segmento "alta gama", a los autos que superen los 278.000 pesos, se les aplicará una tasa del 50%, con excepción de la unidades fabricadas en la Argentina, para las cuales la tasa será del 30%.
Con este ajuste impositivo, el tributo alcanzará solo a los vehículos que tengan hoy un precio de venta al público de entre 340.000 y 457.000 pesos.
Por su parte, La Casa Rosada dejó transitoriamente sin efecto este impuesto para las motos cuyo precio de venta sea igual o inferior a 39.700 pesos. Desde ese monto hasta 71.000 pesos, los motovehículos estarán gravados con una tasa de 30%; las que superen ese precio, será del 50%.
En cambio, las motos de producción nacional de entre 39.700 y 71.000 pesos estarán gravadas con una tasa de 10%, y las que superen los 71.000, de 30%.
En tanto, para las embarcaciones de hasta 177 mil pesos se dejó transitoriamente sin efecto el impuesto; pero entre ese monto y los 313.000 pesos estarán gravadas con una tasa de 30%; para las que superen los 313.000, la alícuota será de 50%.
También en este caso, las embarcaciones de producción nacional pagarán una tasa diferenciada: de 177.000 hasta 313.000, 10%; y las que superen los 313.000, 30%.
Por último, las aeronaves que no superen los 225.000 pesos no tendrán que pagar el impuesto; pero las que superen ese monto estarán gravadas con el 50%.
El Poder Ejecutivo justificó esta decisión al señalar que "razones de política económica hacen aconsejable realizar ciertos cambios a los valores establecidos en la Ley N° 24.674 de Impuestos Internos, y distinguir la tasa fijada para la percepción del tributo en los casos de vehículos producidos en el territorio nacional". "Asimismo, se considera conveniente establecer la vigencia de la presente medida desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre de 2015, inclusive", destacó el texto oficial. Esta semana, las concesionarias llegaron a congelar las ventas hasta que el Gobierno actualizara el impuesto a los autos de lujo -que impacta directamente sobre los precios finales-, pero la publicación del decreto llevó certidumbre al sector. Este impuesto está vigente desde enero de 2014, cuando el Gobierno dispuso aplicarlo para limitar el drenaje de dólares a través de la venta de autos importados.
 

Comentarios