Deportes
Lunes 02 de Mayo de 2016

Ayrton Senna, siempre inolvidable

La F-1 volvió a correr un 1º de mayo desde la muerte del brasileño tricampeón, pero en Rusia se lo recordó poco.

La última vez que la Fórmula 1 corrió un 1º de mayo fue en 1994. Sí. Una de las jornadas más tristes del automovilismo mundial.
Había una regla no escrita de no disputar un Gran Premio en esta fecha pero el hipercalendario 2016, récord en la historia con 21 GP, no dio lugar a especulaciones y el callejero de Sochi recibió a la máxima categoría, sin hacer mucho hincapié en su significado.
Un día como ayer, hace 22 años, el inolvidable Ayrton Senna aceleraba por última vez en el ingreso a una curva que no pudo tomar, la de Tamburello, en el Enzo y Dino Ferrari de Imola, y dejaba sueños por cumplir, aunque parecía que ya los había cumplido todos. Una pena, una desconsideración, que su homenaje haya estado más afuera de la pista.

Así como, según cuenta Eduardo Galeano, en el barrio de Haymarket de Chicago no hay ni estatua ni monumento que recuerde a los obreros muertos que dieron origen a la conmemoración mundial del Día del Trabajador (menos en EEUU), la F-1 tampoco pensó ayer en Rusia en un recuerdo especial hacia el piloto que dejó un vacío tan grande, que ya nada fue igual desde entonces, transformándose en un espectáculo cada vez más calculado y sin gracia, como lo demostró un nuevo paseo de Mercedes, con Nico Rosberg.

Sochi no exteriorizó ese recuerdo en la primera vez que se corría un 1º de mayo desde ese 94 (en 2005 y 2011 cayó en domingo y no hubo GP), pero algunos sí tomaron nota, como el también brasileño Felipe Nasr, que en un lado del casco puso la firma de Ayrton y en el otro su nombre y la palabra: "Siempre". O Fernando Alonso: "Senna era mi inspiración. Corremos por él y por este deporte que nos unió".

Los demás recordaron a través de las redes (ver aparte), pero en general hubo bastante olvido. En otros lugares, de pasión fierrera como en Argentina, sí hubo homenajes sentidos, como el de Marcos Di Palma en su regreso al TC.

Curiosamente, antes de la muerte de Senna, la última vez que se había corrido un 1º de mayo fue también en Imola, en San Marino 88. Y ganó el brasileño con el McLaren-Honda que le daría ese año su primer título. Una pena que Rusia no estuviera a la altura. Como cuando en 2014 los pilotos rindieron un minuto de silencio por Jules Bianchi a la semana de su gravísimo accidente en Suzuka (9 meses después sería la primera víctima fatal desde el brasileño en F-1) y desde los altoparlantes se ponía el himno nacional del país.

El recuerdo criollo

Marcos Di Palma volvió al TC ayer en Olavarría después de casi 6 años y se hizo notar con su buzo antiflama, similar al que usó Ayrton Senna en sus breves tres GP (Brasil, Pacífico y San Marino) en el equipo Williams-Renault en 1994.

El recuerdo en un Tuit

McLaren, el de los mejores años. McLaren gozó sus títulos y publicó: “Corredor, campeón, leyenda. Se fue demasiado pronto, pero siempre cerca de nuestros corazones”.
Inspiración del también tricampeón. Lewis Hamilton, tricampeón como Ayrton Senna, tuiteó en su cuenta: “Vas a ser mi inspiración hoy en día, como siempre lo has sido”.
Un mensaje escueto. El team Williams quedó en el ojo de la tormenta tras su muerte y en su twitter publicó un muy escueto mensaje: “Una verdadera leyenda”.
Ferrari no podía estar ausente. No se dio el lujo de tenerlo de piloto, pero Ferrari, ícono de la F-1, no se olvidó de él: “22 últimos años... todavía con nosotros”.

Fuente: Diario La Capital (Rosario) 

Comentarios