Deportes
Sábado 12 de Noviembre de 2016

¿Banfield se adjudica un título que en realidad ganó Boca?

La designación de títulos oficiales parece haberse convertido en una polémica de nunca acabar en el fútbol argentino, sobre todo aquellos certámenes disputados a comienzos del siglo pasado.

La designación de títulos oficiales parece haberse convertido en una polémica de nunca acabar en el fútbol argentino, sobre todo cuando se ponen bajo la lupa aquellos certámenes disputados a comienzos del siglo pasado, en momentos en los que el deporte más popular del país transitaba por un proceso de metamorfosis permanente.

Si bien las controversias se habían calmado en parte cuando la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) resolvió publicar una lista de 87 ganadores de copas locales, en 2013, lo que provocó sensibles modificaciones en la nómina histórica de clubes campeones desde 1891 a la fecha, un revuelo inusitado volvió a generarse ahora en torno de una "estrella" que se adjudica Banfield.

Se trata de la Copa de Honor "Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires" de 1920 que la AFA le asigna al "Taladro", pero que también figura en el historial de campeonatos ganados por Boca Juniors durante la era amateur.

Al respecto, el historiador oficial del club de La Ribera Sergio Lodise aseguró, en declaraciones a NA: "Boca no comparte ningún título de 1920. Esa copa la ganó Boca, no Banfield".

¿Y entonces por qué la AFA se la adjudica al conjunto del sur del Gran Buenos Aires? "Se tomaron los datos incluidos en las memorias de la AFA, que daban cuentan de los equipos que se habían adjudicado trofeos ese año, pero esos trofeos no necesariamente significan haber salido campeón", explicó Lodise.

"No se pusieron a indagar como correspondía, con leer los reglamentos lo hubieran descifrado sin problemas", agregó, e insistió en que la publicación realizada por la entidad rectora del fútbol doméstico posee un carácter "meramente declarativo", dado que todos aquellos certámenes de comienzos del siglo XX "jamás perdieron su estatus de oficial".

"Usaron la web para armar la lista (de ganadores de copas), pero lo hicieron mal. Se basaron en internet para hacerlo, el procedimiento fue incorrecto y la rigurosidad que tuvieron, cero", insistió el historiador consultado por la agencia Noticias Argentinas.

La "estrella" se mira y no se toca

En la página 23 de la Memoria correspondiente al ejercicio de 1920 de la AFA consta, en la nómina de "Ganadores de Premios" de ese año, que Banfield se alzó con la Copa de Honor y en el sur del Conurbano bonaerense defienden a capa y espada la "estrella" que el "Taladro" luce en su camiseta junto con la obtenida en el Torneo Apertura de 2009.

"La copa en cuestión era una copa con un formato similar al de la Copa Argentina actual que se jugaba de manera simultánea en Buenos Aires y Montevideo, para que luego los campeones de cada orilla jugaran una final y se decidiera quien se quedaba con la copa", sostuvo el periodista, escritor e historiador Víctor Raffo, también en declaraciones a NA.

"En el caso que se genera la polémica, Banfield le ganó a Boca la final de lo que podríamos llamar la ´Zona Argentina´, pero en el lapso que transcurrió entre la final que Banfield le ganó a Boca y el momento que debía jugarse la final con el ganador de la ´Zona Uruguay´ se produjo el cisma en el fútbol argentino y Banfield abandonó la Asociación que con su par de Uruguay organizaba la copa, desistiendo así de jugar la final rioplatense", detalló Raffo.

El especialista, autor de "Banfield, campeón moral 1951" y de "Un pionero llamado Banfield", conjuntamente con Alfredo Yanes, enfatizó que si la duda que surge ahora, casi 100 años después, es si el "Taladro" ganó en efecto la "Copa de Honor Argentina" esa temporada, su respuesta es "afirmativa".

"Lo que ocurrió después pasó por los escritorios. Y si Boca después le ganó la ´Copa de Honor Rioplatense´ a los uruguayos, estamos ante dos campeones y que cada uno tenga su estrella me parece lo más salomónico en este fútbol argentino que dirigencialmente ya estaba podrido hace un siglo", subrayó.

Si bien el certamen en cuestión era de 1920, Banfield y Boca se enfrentaron el 30 de enero de 1921 en la cancha de Sportivo Barracas, donde el "Taladro" se impuso por 2 a 1, con goles de Bernardo Pambrún y Adolfo López, en tanto Marcelino Martínez anotó para el equipo ribereño.

Pero hacia fines de ese año, 1921, Banfield se desafilió de la otrora Asociación Argentina de Football y por este motivo -según insistió Lodise- "perdió el derecho a jugar la final" del torneo en Uruguay, donde Boca se coronó campeón el 20 de septiembre de 1923 al superar por 2 a 0 a Universal de Montevideo, un club que dejó de existir, con goles de Dante Santiago Pertini y Domingo Alberto Tarasconi en la cancha de Nacional.

"El campeonato tenía una sola final"

El historiador boquense sostuvo que el encuentro en Uruguay se fue postergando por "falta de fechas disponibles", agregó que el "Taladro" no pudo jugarlo por haber abandonado la asociación que lo fiscalizaba y manifestó que "el campeonato -la Copa de Honor- tenía una sola final", en Montevideo.

Lodise remarcó que así consta en el reglamento de la competencia.

"Para ser campeón, los equipos debían llegar a la instancia decisiva y ganar la final", sostuvo, y añadió: "El partido que jugaron Boca y Banfield se trataba de una semifinal, a la que comúnmente se llamaba ´Final Argentina´ y a cuyo ganador se le entregaba un trofeo".

"Ese trofeo se lo dieron a Banfield, pero era un premio, un trofeo. También se entregaban medallas al finalista argentino, que eran plateadas por lo general, para que les quedaran a los jugadores como recuerdo de haber llegado a la instancia decisiva por si después iban a Uruguay y perdían", contó.

"Ganar un trofeo en las semifinales no le da derecho a Banfield a ser campeón, el campeonato tiene una sola final, contra los uruguayos en Montevideo, más allá de que a la semifinal argentina se la llamaba ´Final Argentina´. No se trataba de dos campeones, sino de uno solo, el que ganaba en Uruguay", recalcó.

Lodise confirmó que esa "estrella" ganada por el "Xeneize" en la capital uruguaya es incluso una de las que figuran en el escudo de la entidad "azul y oro" e indicó que la copa en cuestión "no la tienen ni Boca ni Banfield", dado que se puso nuevamente en juego en años posteriores.

Por último, Raffo comentó: "Coincido con lo que dicen los historiadores de Boca de que la final por el título la jugaban los ganadores de cada zona, la zona argentina y la zona uruguaya, pero que no se trataba de dos campeones es materia opinable".

"El ganador de la ´Zona Argentina´ fue Banfield, porque lo concreto acá es que en la cancha ganó Banfield en tiempo y forma, y después en los escritorios decidieron que dos años más tarde Boca jugara con los uruguayos (...) Tendríamos que entrar en el territorio de las legitimidades, algo que personalmente prefiero no hacer porque sería una historia de nunca acabar, por lo tanto insisto en que lo más salomónico es que cada club se quede con su estrella", concluyó Raffo.

Comentarios