Escenario
Lunes 09 de Febrero de 2015

Beck y Sam Smith, los grandes ganadores de una vibrante noche de los Grammy

El colombiano Juanes puso el acento en español y como cada año, destacaron los duetos, como el de Hozier con Annie Lennox y el de Tony Bennett con Lady Gaga.

Sam Smith y Beck fueron hoy los triunfadores en la gala de los premios Grammy al conseguir los principales galardones y dejar en un segundo plano a la favorita Beyoncé. El estadounidense Beck logró los premios de Mejor Álbum y Mejor Álbum de Rock por “Morning Phase”, mientras que el británico Smith, de sólo 22 años, consiguió cuatro: los de Canción y Grabación del Año por “Stay With Me” y los de Mejor Artista Nuevo y Mejor Álbum Pop Vocal por el disco “In The Lonely Hour”.

“Estoy teniendo una gran noche”, dijo Smith, sorprendido al ganar su tercer gramófono dorado. Al recibir el cuarto de manos de Stevie Wonder y Jamie Foxx, agradeció a un ex novio haberle roto el corazón, porque eso generó un disco y unas canciones que hoy triunfaron en los Grammys. Beyoncé y Smith eran los más nominados con seis opciones en los premios de la industria de la música.

La diva al menos consiguió con su exitoso “Drunk In Love” los galardones de Mejor Canción y Mejor Actuación R&B, pero a la mujer más nominada de la historia y la tercera con más galardones se le volvió a resistir el más importante, el de Álbum del Año. La gala de más de tres horas y media celebrada en el Staples Center de Los Angeles y presentada por LL Cool J empezó con la fuerza de AC/DC, pero luego se relajó con las baladas de Ariana Grande y de Jessie J con Tom Jones.

Smith avanzó pronto que tendría una gran noche al lograr los premios de Mejor Artista Nuevo y Mejor Álbum Pop Vocal. “Gracias por aceptarme como soy. Hasta que no fui yo mismo mi música no empezó a fluir”, dijo humilde Smith, convertido en la última sensación de la música “mainstream” con sus baladas y su peculiar tono de voz. El británico no sólo recogió premios en el escenario, sino que cantó su popular y premiado “Stay With Me” junto a Mary J. Blige.

También ahí rivalizó con Beck, que compartió canción con Chris Martin, líder de Coldplay. Beyoncé se conformó con cerrar la gala con el tema góspel “Take My Hand, Precious Lord”, que precedió al “Glory” de Common y John Legend, canción principal de la película “Selma”. Más allá de los premiados, Madonna, vestida de torera, mostró su espléndida forma física pasada la cincuentena en su nuevo “Living for Love”.

El colombiano Juanes puso el acento en español y como cada año, destacaron los duetos, como el de Hozier con Annie Lennox y el de Tony Bennett con Lady Gaga.

Usher hizo un homenaje a Stevie Wonder y Pharrell Williams interpretó una versión “épica” del premiado y omnipresente “Happy” junto al pianista chino Lang Lang y el compositor Hans Zimmer. No sólo hubo duetos, sino hasta tríos, ya que Rihanna estrenó su nuevo single “FourFiveSeconds”, tema que canta junto a Kanye West y Paul McCartney. Además del “Glory” final, el otro momento emotivo de la noche llegó con la apelación a luchar contra la violencia contra las mujeres hecha por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a lo que se sumó el testimonio de una víctima y el tema de Katy Perry “By The Grace of God”.

Comentarios