Más noticias
Martes 08 de Noviembre de 2011

Berlusconi ofreció renunciar una vez ejecutados los ajustes exigidos por la UE

El primer ministro perdió la mayoría en el Parlamento mientras Italia pasa por una grave crisis y, como sucedió en Grecia, la dimisión parece convertirse en el camino lógico para tranaquilizar a los mercados y al sistema financiero. Berlusconi logró permanecer en el cargo, quedó muy debilitado y los mercados vuelven a alterarse

El jefe del gobierno italiano, Silvio Berlusconi, indicó que renunciará a su cargo en cuanto el Parlamento apruebe las medidas económicas prometidas a la Unión Europea (UE) para evitar el contagio de la crisis, informó este martes en un comunicado la presidencia de la República.

"El Jefe de Gobierno renunciará a su cargo ante el Presidente de la República para que realice las consultas" necesarias con los partidos políticos para la formación de un nuevo gobierno, "una vez que el Parlamento cumpla con ese requisito", subraya la nota, divulgada pocas horas después de que Berlusconi perdiera su mayoría en el Parlamento.

Berlusconi quedó jaqueado debido a que la crisis que vive su país. Junto a Grecia, es uno de los Estados con más dificultades de deuda en la Eurozona.

Según un comunicado de la Presidencia de la República italiana, Berlusconi ha expresado una "gran preocupación por la urgente necesidad de dar respuestas puntuales a las expectativas de los socios europeos con la aprobación de los presupuestos de 2012, oportunamente enmendados siguiendo la contribución más reciente con observaciones y propuestas de la Comisión Europea".

"Una vez cumplido ese trámite, el presidente del Gobierno pondrá su cargo a disposición del jefe del Estado, que procederá a las consultas habituales (para formar un nuevo Gobierno) dando máxima atención a las posiciones y propuestas de cada fuerza política, ya sea de la mayoría parlamentaria que salió de las elecciones de 2008 como de la oposición", añade.

El Ejecutivo de Berlusconi tiene por delante la ratificación en el Parlamento de una enmienda a los presupuestos de 2012 que hace una semana aprobó el Consejo de Ministros.

En esa "maxienmienda", cuyo contenido específico aún se desconoce, figuran las primeras exigencias hechas por la UE a Berlusconi para garantizar la estabilidad financiera del país, que tiene una deuda pública del 120% de su PIB.

Fuente: NA y El Mundo

 

Comentarios