Primicias
Martes 25 de Octubre de 2011

Beto Casella: Si alguien hace televisión caníbal es Lucho Avilés: Se la pasa leyendo una planilla y destrozando programas

El conductor de Bien levantado y Bendita dialogó en exclusiva con El Diario del Espectáculo y le contestó a Lucho Avilés, quien había criticado con dureza a quienes realizan programas de archivo. Yo empecé en Indomables y el que hacía el programa con material de archivo era el señor Lucho Avilés. Fue todo un precursor en la televisión de archivo supuestamente caníbal, expresó Beto.

Por Luciano López
lucianolopez@primiciasya.com
Twitter: lucianolopez25

Lucho Avilés destrozó a los que realizan programas de archivo y te apuntó a vos, ¿Qué te pareció lo que dijo?

Anoche se hicieron las diez y no hubo tiempo para responderle. Primero es un irrespetuoso. Segundo me parece que opina desde un lugar de desconocimiento, hay una forma de televisión que él desconoce porque nunca llegó a hacer. Caníbal para mí es un término poco feliz. Esa palabra me remite a un tipo que se come a otro y yo no me como a nadie. Nosotros tenemos una línea editorial de no cruzar la mala intención, la mala leche, o poner algo que pueda perjudicar a alguien que está laburando. Nunca vamos a utilizar el término este es un fracasado, hay términos que tenemos prohibidos en Bendita. Digamos, términos que en Lucho Avilés los conocemos de toda la vida. Nosotros no hacemos podios demoníacos o podios de la muerte. Yo no robo una hora con la planilla de Ibope como si fuera un programa de radio haciendo el minuto a minuto de cada uno. De hecho hay programas que aún en el podio miden más que él. Así que si hay una televisión caníbal me parece que es la televisión donde están diciendo: Este programa me parece que le queda poco. ¿Hay algo más caníbal que decir eso y hacer con el pulgar para abajo cuando capaz que es un programa en el que laburan 50 personas?

¿Te molesta esta clase de comentarios con cierto tono de ensañamiento?

Me molesta que se metan con mi género los que no conocen porque además algunos han instalado hacer programa de archivo: Y bueno, levantan de los otros programas y con eso hacen el suyo. Sí pero nosotros levantamos y después hay un trabajo de edición, de subtitulados y demás que por ahí para hacer tres minutos de informe necesitás una hora y media de laburo. Te puede resultar un informe pavote pero hay 50 personas laburando. Yo tengo un programa en C5N de entrevistas que es mucho más relajado. Traés una persona, lo sentas y lo entrevistas. Parecido a lo que hace Lucho Avilés cuando lleva un invitado a su programa. Hacer Bendita te lleva mucho laburo, hay que armarlo, darle un contenido. Y después de caníbal no tenemos nada, si alguien hace televisión caníbal es a la que él se dedica leyendo una planilla de Ibope y destrozando programas.

Entonces….

Eso es canibalismo puro y de los peores caníbales. Y canibalismo barato porque el caníbal de última lo hace porque es su naturaleza, éste es un canibalismo gratuito. Así que Lucho Avilés no hable de canibalismo en televisión porque es como que Krupoviesa o Schiavi se quejen del juego fuerte en el fútbol argentino. Es lo mismo, es lo único que nos falta. Me pareció una irrespetuosidad por la gente que está trabajando. Si le molestó que cuando dijo que había que poner granadas en los tachos de basura granadas para los cartoneros y le molestó que los programas lo reprodujeran, y bueno, lo lamento, se tendrá que hacer cargo. Es más les recuerdo que yo empecé en Indomables y el que hacía el programa con material de archivo era el señor Lucho Avilés. Fue todo un precursor en la televisión de archivo supuestamente caníbal.

¿Qué te quedó de la visita al programa de Nicolás Repetto? ¿Cómo te sentiste?

Esta mañana hablé con gente de la producción de él y quedó la mejor onda. El programa era un día post elecciones que no pasaba nada y por ahí alguien vio un tet a tet que tuvimos con Nico hablando de la tele y todo. Era más las caras que poníamos que lo que estábamos diciendo. Yo la pasé bárbaro. Sabiendo que por ahí no sabía con qué le podía haber salido yo, me sentó al lado y me dio pie a cada rato. Hubo absoluta generosidad y yo actué en consecuencia. Fui absolutamente relajado, no me iba a hacer el pícaro. Traté de estar lo más correcto posible y nos divertimos. Obvio que lo de la gaseosa, el salamín y lo de los ravioles era todo un chiste para remar. Y después el momento más tenso de la televisión, los programas de archivo y los fideos con tuco se discutió honestamente sin términos desubicados.

Comentarios