Espectáculos
Domingo 11 de Septiembre de 2011

Bisbal en Mendoza

Sofía Rez Masud
Especial FM Brava

“Yo muero por Argentina, la estuve visitando mucho en el último tiempo y la estoy disfrutando muchísimo por la gente y el cariño que siento”, dijo David Bisbal con ese tono romántico tan propio de los españoles y que combina a la perfección con su look de sex symbol, ese que hace suspirar a las mujeres por dondequiera que esté dando recitales o promocionando algún disco.

Su presencia en el país ha sido fuerte en los últimos meses, principalmente porque desde que saltó a la fama en el reality Operación Triunfo, en 2002, hasta la edición de su cuarto disco, Sin mirar atrás, en 2009, sus éxitos musicales lo han consolidado como uno de los artistas hispanohablantes más escuchados de nuestro país.

Pero este éxito que Bisbal ha cosechado en la Argentina y toda Latinoamérica no fue casual, sino que se vio propulsado por dos motivos: la ausencia de una figura masculina en el mundo de la música en español, ya que Luis Miguel, Ricardo Arjona y Ricky Martin editan discos esporádicamente, y el hecho de que quienes más dominan los rankings del continente sean artistas reggaetoneros, cuyas canciones no satisfacen a un gran público ávido de oír temas románticos, de esos que ofrecen los discos de David.

A este artista el éxito le llegó en 2002, cuando editó Corazón latino, disco que vendió más de un millón y medio de copias en América y Europa. Pero su gran despegue como figura internacional se produjo gracias a Waving Flag, la que grabó para el Mundial de Fútbol 2010.

En nuestro país, sin embargo, fue el hit Herederos, cortina de la novela Herederos de una venganza (que se ve por Canal 7 Mendoza), el que terminó de consolidar el romance entre el público argentino y Bisbal. Ese tema lo grabó especialmente para la novela de El Trece en octubre de 2010 y en un estudio porteño.

En esa historia de amor entre el cantante oriundo de Almería, España, y sus fans argentinas faltaba la gira por todo el país, una abarcadora que lo trajera por primera vez a tierras cuyanas y más precisamente a Mendoza.

La voz detrás de Ave María y Bulería llegará el miércoles para presentarse en el auditorio Ángel Bustelo con un recital acústico. Se trata de un formato que nunca antes había empleado Bisbal ni para sus discos, ni para sus giras, pero que lo mostrará desplegando al máximo las capacidades de su voz, esa que lo llevó a vender más de cuatro millones de discos en sus nueve años de carrera.

En la previa, el cantante brindó una entrevista a la FM Brava (94.9). “Es una gira totalmente diferente, van a ver a un David diferente al que la gente ha visto, con un show más musical, menos comercial, muy agradable”.

Enfocarse en el aspecto acústico y darle más emotividad a las canciones no fue una tarea sencilla para Bisbal: “Fue muy difícil por los arreglos musicales, me está costando mucho cada concierto, pero sin ninguna duda estoy recibiendo una serie de valores que nunca antes había recibido”.

–¿Y qué pueden esperar las fanáticas locales?
–Que la gente no se espere la típica vuelta o la patada, ni nada de eso, porque el repertorio que llevo es especial y requiere otro tipo de movimientos (risas). Hay más de sentimiento y de reinterpretación, por eso digo que me cuesta más que los eléctricos.

–¿Cómo es eso de que “te cuestan más”?
–Físicamente estoy bien porque hago deporte y aunque en los conciertos eléctricos me muevo mucho, siempre hago movimientos y expreso lo que me gusta mostrarle a la gente. Con los arreglos musicales de este concierto, en el que estoy sentado todo el tiempo, me resulta más difícil. Termino mucho más cansado que en esos otros recitales. Creo que es por la emoción y el sentimiento. Me dejan desplomado.

–¿Todos tus éxitos se adaptaron a este formato o hay canciones que no van a estar?
–He preparado un repertorio especial para la gente, pero tampoco todos los temas pegaban para hacer este tipo de show. Me he dejado algunas canciones en el camino, pero no se echarán de menos.

Se enojó con la prensa escrita
David Bisbal hace suspirar a las mujeres y más de una estaría feliz de acompañarlo por el mundo, pero al parecer, el español disfruta por estos días de la soltería.

Ese es su estado desde que se separó de la diseñadora Elena Tablada en junio. La pareja convivió durante siete años y fruto de ese amor nació Ella, en febrero de 2010. Alejandro Sanz y su novia Raquel Pereira fueron los padrinos, ya que Pereira y Tablada son íntimas amigas.

Según medios españoles, la ruptura vino por la distancia que generaban entre ambos los compromisos laborales del cantante. Bisbal se refirió a este punto: “Elena y yo tenemos una hija hermosa y nos debemos una conversación”.

Sin embargo, ver ese titular en un medio argentino irritó al cantante, quien recurrió a su cuenta en Twitter para manifestar su enojo escribiendo que la prensa gráfica de nuestro país “altera la mayoría de las veces las respuestas de una entrevista, por eso prefiero la de TV o radio”.
 
El debut
- Esta es la primera vez que David Bisbal cantará en Mendoza.
- Para su venida no se hospedará en un hotel, sino que alquilará una casa, aunque se desconoce dónde.
- Se presenta este miércoles, a las 22, en el Bustelo. Las entradas salen $350, $310, $270, $210, $170 y $100, en boletería del auditorio.
- También se venden en Le Club (San Martín 1488), Tarjeta Nevada (Las Heras 419) y Chamu (San Martín).


 

Comentarios