Deportes
Domingo 05 de Junio de 2016

Boca comenzará la parte más dura de la pretemporada

El plantel xeneize iniciará este lunes, en el predio Julio Humberto Grondona de la AFA, la parte más exigente de cara a la semifinal de la Copa Libertadores.

El plantel de Boca iniciará este lunes, en el predio Julio Humberto Grondona de la AFA en Ezeiza, la parte más exigente de la pretemporada que tiene como objetivo la semifinal de la Copa Libertadores frente a Independiente del Valle de Ecuador.

Ya con los refuerzos, el mediocampista Fernando Zuqui y el delantero Walter Bou, incorporados desde el sábado, el entrenador Guillermo Barros Schelotto decidirá también si mantiene a algunos de los jugadores que regresan de diferentes préstamos.

Ese es el caso del mediocampista Gonzalo Castellani, quien ya se sumó el sábado a los entrenamientos en el complejo Pedro Pompilio, donde el equipo practicó por última vez antes de darle comienzo a la segunda etapa de la pretemporada, a realizarse desde el lunes en el predio que la AFA tiene en Ezeiza.

Luego de presentarse, Zuqui y Bou, los dos flamantes refuerzos, mantuvieron una breve charla con el cuerpo técnico y se movieron a la par del grupo.

Castellani, en cambio, solamente habló con los Mellizos, porque la idea de Guillermo es que se quede en Boca, donde volvió luego de haber festejado el título 2016 con Lanús, donde estaba a préstamo desde julio de 2015 justamente a pedido del entrenador, que en ese entonces estaba en el Grana.

El mediocampista fue comprado por Boca a pedido de Carlos Bianchi -en su última etapa como DT Xeneize, después de haber sido pieza fundamental del Godoy Cruz dirigido por Martín Palermo.

Fueron 22 los partidos oficiales disputados en su primera etapa (la mayoría con Bianchi, el resto con Rodolfo Arruabarrena), donde no convirtió goles, aunque formó parte del plantel que ganó el campeonato local, sumando minutos en el triunfo contra Lanús y en el empate frente Independiente.

Nicolás Russo, presidente de Lanús, declaró en varias oportunidades que la intención era hacer uso de la opción de compra, pactada en 3.000.000 de dólares, aunque lo cierto es que parece difícil que lo hagan.

Una opción es que su pase entre como parte de pago en las negociaciones por el marcador central paraguayo Gustavo Gómez, una de los pedidos más insistentes que Barros Schelotto le hizo a la dirigencia encabezada por Daniel Angelici.

De los que vuelven de sus préstamos, el otro que en principio sería tenido en cuenta por el entrenador es el marcador central Lisandro Magallán, aunque depende de las posibles incorporaciones en ese sector para quedarse.

A la espera de Villalba

La negociación abierta que los dirigentes de Boca aspiran a cerrar en el principio de la semana es la del mediocampista ofensivo Héctor Villalba.

Si bien se había anunciado como una de las caras nuevas para estar presente en Casa Amarilla, su pase todavía no está cerrado, aunque desde todas las partes piensan que las diferencias se resolverán.

Como no puede jugar la Copa Libertadores -ya lo hizo para el Ciclón-, no es un jugador que le quite el sueño a los dirigentes, aunque saben que lo necesitan dentro del plantel para iniciar la temporada.

Villalba forma parte de la negociación que mantiene el club con San Lorenzo por el 50 por ciento del pase del delantero Nicolás Blandi.

Comentarios