Deportes
Jueves 05 de Noviembre de 2015

"Boca no se fue con un sabor muy dulce porque es irreal lo que pasó"

Lo aclaró el delantero de Rosario Central, luego de sentirse "despojado" del título de la Copa Argentina ante el Xeneize, culpa de los "groseros" errores arbitrales. Video

El goleador de Rosario Central, Marco Ruben, aseguró que los simpatizantes de la entidad de Arroyito sintieron duramente el impacto de la derrota ante Boca Juniors en la final de la Copa Argentina resaltando que la gente "canalla" fue "despojada del sueño" de salir campeón.
"La gente de (Rosario) Central está viendo que la despojaron, que la robaron. Boca no se va con un sabor muy dulce porque es irreal lo que paso" apuntó el delantero, en referencia a los decisivos errores arbitrales que cometieron el árbitro Diego Ceballos y uno de sus asistentes, el línea Marcelo Aumente.
"Es lamentable que hablemos de una final de Copa (Argentina) y no paremos de hablar de los árbitros", descerrajó Ruben, autor de cuatro tantos para los dirigidos por Eduardo Coudet en la certamen federal que se definió anoche en el estadio Mario Kempes de la ciudad de Córdoba.
"Nos quitaron de la mano la ilusión de poder pelear la Copa", se quejó el atacante que también supo vestir la camiseta de River Plate y Villarreal, de España, entre otras instituciones.
El enojo de la parcialidad del club de Arroyito se sustenta, básicamente, en dos acciones puntuales: haber anulado una aparente maniobra legítima que terminó en gol de Rubén (precisamente) y el insólito penal sancionado para Boca por el juez Ceballos, cuando Gino Peruzzi fue derribado fuera del área.
"Lo que pasó se vio. Pero no va a pasar y seguirá todo igual", se resignó Ruben, en torno a que es muy probable que la equivocación del juez pase inadvertida por completo.
"El malestar general que tenemos es porque nos metieron la mano en el bolsillo y nos arruinaron un año de trabajo", descerrajó el goleador."
 

Comentarios