Deportes
Jueves 10 de Diciembre de 2015

Bogotazo quemero

Más de dos mil hinchas de Huracán alentaron a su equipo en El Campín de Bogotá, durante la final de la Copa Sudamericana. Fotos.

Más de dos mil hinchas de Huracán protagonizaron el 'Bogotazo Quemero' en el estadio 'El Campín' de la capital colombiana, escenario de la final de la Copa Sudamericana.
Los fanáticos `quemeros' se ubicaron en el sector medio de una de las cabeceras del coqueto recinto y le pusieron color y calor a la fría noche bogotana.
Con banderas largas, bombos y sombrillas con colores rojos y blancos, la hinchada del 'Globo' pisó fuerte durante la previa de la final.
Con trapos con el símbolo del 'Globo', frases como "Me hiciste sentir" o de barrios como Saenz, Belgrano, Floresta o Lavallol, los hinchas dijeron presente en el partido más importante de la historia del club.
La previa al trascendental partido los encontró en gran parte en un bar que el inglés Henry May, el creador de Huracán FC de Londres y otros desperdigados por el mundo, bajo el lema de 'Bogotazo Quemero'.
Luego, la larga espera continuó en la puerta del hotel Radisson, cercano al aeropuerto El Dorado, donde el plantel se alojó unas horas tras haber concentrado desde el lunes por la noche en Cali para evitar los efectos de los más de 2.600 metros de altura sobre el nivel del mar.
El resto del estadio se copó con los mismos colores pero de los hinchas del equipo 'cardenal' que llegaron con la ilusión de conseguir la primera estrella internacional.
Antes del ingreso del equipo dirigido por el uruguayo Gerardo Pelusso, desde una de las cabeceras se desplegaron tres banderas gigantes con tres íconos del conjunto bogotano: un León, un tren que simboliza el 'expreso rojo' y el tradicional escudo.
En tanto, en el centro se desplegaron otras que cubrieron todo el sector con imágenes de los trofeos obtenidos por el club a lo largo de la historia.
La entonación de los himnos nacionales de Argentina y Colombia terminaron de darle el marco impactante de una final internacional entre dos equipos que van por el mismo sueño.
 
 

Comentarios