Policiales
Viernes 11 de Marzo de 2016

Boqueteros saquearon una fiambrería y comieron y tomaron cerveza en el local

Se llevaron $35.000 en efectivo y mas de $80.000 en mercadería. Entraron por un boquete realizado con un taladro. 

Una mañana de miércoles tuvo el dueño de una fiambrería ubicada en avenida El Libertador 521 cuando al abrir su negocio se dio cuenta que amigos de lo ajeno le habían robado. 
Es que al menos unos cuatro delincuentes ingresaron por un boquete realizado sobre la pared trasera del local. Desde allí se dirigieron hasta el frente del negocio, destrozaron el sistema de alarma y luego se dedicaron a saquearlo. 
Pero antes de llevarse no menos de 40 piezas de jamones, una caja de fernet, varios packs de gaseosas, quesos varios y $35.000 que estaban destinados al pago de proveedores, los delincuentes se tomaron un breve descanso para saciar la sed con cervezas y bebidas energizantes que acompañaron con varios sanguchitos de miga.
Luego del refrigerio emprendieron la fuga y en el camino dejaron algo de mercadería que se les fue cayendo. De acuerdo a las pisadas y a la comida encontrada, los investigadores pudieron determinar que los ladrones huyeron por el boquete, accedieron a los techos del local y desde allí se fugaron por una obra en construcción ubicada en la esquina de El Libertador y Ortiz de Rosas. 
El indignante robo colmó la paciencia del dueño del local, que recibió la solidaridad de todos sus vecinos que lamentaron la situación. Es que el comerciante de 29 años señaló que "hace 7 meses que estamos en este lugar y desde hace 5 años tengo el fondo de comercio" y agregó que "evidentemente los delincuentes aprovecharon la lluvia para cometer el robo".
En principio se sospecha que los boqueteros accedieron a los techos de los galpones de una reconocida cochería fúnebre.Una vez que localizaron la pared del local trabajaron con un taladro hasta hacer un hueco de unos 80 centímetros de ancho por 40cm de alto. 
"No eran principiantes", mencionó el comerciante y añadió que "hasta tuvieron tiempo de comerse una picadita con sanguchitos, cerveza y energizantes".Asimismo informó que "en la fuga se les debe haber desfondado una de las bolsas porque quedó mercadería tirada sobre el techo del local y la obra que está en construcción". 
En el lugar trabajó personal de Policía Científica que levantó huellas que fueron incorporadas en la causa que se investiga en Comisaría Octava en averiguación robo agravado.  

Comentarios