Espectáculos
Martes 11 de Octubre de 2011

Brad Pitt se llevó un susto en el set

A Brad Pitt casi le tocó protagonizar una película de acción en la vida real. Mientras él y su equipo de filmación trabajaban en la película de zombies que se estrenará en 2012, World War Z, la SWAT irrumpió en el set. Un equipo de antiterroristas de Hungría, allanó el estudio tras informarse que la producción de la película estaba trabajando con armas no autorizadas. Dicho escuadrón llegó casi de asalto, como si se tratase de un operativo anticriminal, obviamente, dejando a todos pálidos.

Durante el allanamiento se secuestraron 85 armas, entre las que se encontraban rifles automáticos funcionales de francotirador y otras como las AK-47, que teóricamente se habían vendido como armas fuera de función, sin embargo todas estas estaban equipadas con munición de guerra. Según el director de escuadrón, esas armas eran absolutamente peligrosas, y podría haber ocurrido una gran desgracia si las utilizaban en el set:

El director del escuadrón dice que el error fue del equipo de producción de la película, que tomó las armas sin permiso de la Unidad Antiterrorismo, lo cual, casi suena a chiste. Todo el personal del set, incluído el padre de familia Brad Pitt, fue interrogado por la cuestión.

Comentarios