Economía
Lunes 19 de Diciembre de 2011

Brasil anunció más restricciones a la importación

Asimismo, el ministro de Hacienda carioca, Guido Mantega, advirtió que no permitirá que el dólar vuelva a cotizar por debajo de 1,60 reales como ocurrió durante la mayor parte del año.

El ministro de Hacienda de Brasil anticipó este lunes nuevas medidas de protección comercial a sus industrias, contra el ingreso de productos que representen competencia desleal para el mercado local o que se importen a precios bajos por manipulaciones en la cotización de divisas.

Guido Mantega apuntó que Brasil no corre riesgo de entrar en recesión y que el Gobierno de Dilma Rousseff empleará todos los mecanismos necesarios para proteger sus industrias de la "guerra cambiaria" entre algunos países como Estados Unidos y China.

Esos dos países devalúan sus monedas contra otras divisas como el real, para promover sus exportaciones, por lo que Brasil viene presentando quejas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) desde 2009. Pero ahora Mantega advirtió que no permitirá que el dólar vuelva a cotizar por debajo de 1,60 reales como ocurrió durante la mayor parte del año.

En sendos reportajes el funcionario explicó que "no sirve de nada sólo mirar los subsidios y otros medios de distorsionar la competencia. La manipulación cambiaria logra suplantar grandes aumentos de productividad o de reducción de impuestos. Es el arma estratégica que los países están usando. Ya me cansé de hablar y comencé a actuar".

Entre las herramientas que empleará Brasil para proteger sus industrias se encuentran la de tasar los productos importados con un valor en dólares específico para unidad en lugar del que se aplica hasta ahora, que es sobre un porcentaje del precio de los productos.

Esa medida se implementaría dentro de tres meses y se sumaría al Impuesto sobre Productos Importados (IPI), que empezó a aplicarse este mes a todos los vehículos importados, para proteger a la industria automotriz de ese país. Los únicos exceptuados son los fabricados en el Mercosur y México, o que tengan menos de un 75 por ciento de autopartes brasileñas.

Ese tipo de medidas se extendería además a los sectores textil, autopartes, químicos, plásticos y máquinas que están entre las industrias con mayor volumen de déficit comercial.

El titular de la cartera de Hacienda de Brasil explicó que "pasé dos años hablando en el G-20 y con las instituciones multilaterales diciendo que existía el problema de la guerra cambiaria. Queríamos que la OMC tuviese en consideración el cambio. Pero la OMC dijo que eso depende de una investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI). Eso nunca funcionó, entonces vamos a usar las defensas comerciales".

Respecto del ritmo de crecimiento, Mantega aseguró que si bien octubre "fue el mayor momento de desaceleración, yo no hablaría de estancamiento, que es una palabra para la actual situación de los países europeos".

A principios de año Brasil esperaba crecer un 4,5 por ciento en 2011, pero ese nivel fue recortado en varias oportunidades, por lo que se espera una expansión en torno al 3 por ciento. Y para 2012, Mantega adelantó que proyecta una expansión de entre 4 y 5 por ciento.

Fuente: Nosis.com

Comentarios