Economía
Domingo 06 de Marzo de 2016

Bressia elogió al Gobierno y apostó por bajar la inflación

El titular de Bodegas de Argentina dijo que la gestión de Macri ha tomado decisiones que desde hace tiempo se venían pidiendo

Por Paola Ale
Con un discurso "amigable" con el gobierno de turno –tanto el nacional como el provincial– el presidente de Bodegas de Argentina, Walter Bressia, recibió al gobernador y a una comitiva de funcionarios provinciales y nacionales durante el tradicional Agasajo de Vendimia.
Dijo que el tipo de cambio, la eliminación de las retenciones y las medidas que vino a anunciar el presidente Mauricio Macri hace más de un mes –consistían en el envío de dinero para comprar el excedente de vino a pequeños productores vitivinícolas– han sido un soplo de aire fresco para el sector, que fue uno de los más combativos del gobierno kirchnerista.
Sin embargo, no dejó de mencionar la inflación como un problema muy difícil de resolver hasta el momento y que es menester superar para poder continuar creciendo.
En tanto, y si bien estaba presente el gobernador Alfredo Cornejo, el que habló por el Gobierno local fue el ministro de Producción de la provincia, Enrique Vaquié. Ratificó la agenda marcada por Bressia y dijo que el verdadero flagelo a combatir es el de la inflación.
Los desafíos
El discurso en 2015 del entonces presidente de Bodegas de Argentina, Juan José Canay, fue categórico. Aseguró que se perdieron en ventas cien millones de litros de vino y que Mendoza dejó de ser competitiva en los mercados nacionales e internacionales. Por este motivo se vio afectada toda la cadena productiva de la vitivinicultura.
Se quejó del subsidio como única herramienta para el crecimiento de esta área productiva y sostuvo que era necesario remplazarla por crecimiento regional y políticas a largo plazo tendientes a reducir el empleo informal y la pobreza. Su discurso no fue escuchado por el ex gobernador Francisco Pérez, que faltó a la cita.
Este año, en cambio, Bressia no sólo habló ante la primera autoridad del Ejecutivo sino que escuchándolo estaba el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, quien asistió en representación del presidente Mauricio Macri.
Fue benevolente con la responsabilidad que involucra al gobierno de Cornejo en los cambios que necesita su sector, sobre todo porque la gestión es nueva. Sin embargo, mencionó que es necesaria una reconversión de la industria, que consista en diversificar la producción y no invertir más en varietales multipropósito, sino elevar la calidad.
Otros propósitos según lo destacado por Bressia consisten en revisar la ley nacional de vinos (14.878), el acuerdo Mendoza-San Juan y el Plan Estratégico Argentina 2020. También lo son lograr la aprobación de la ley de espumantes y la de endulzantes naturales, para que las bebidas gaseosas que se endulcen con mosto concentrado reciban algunos beneficios impositivos.
Pocas figuras políticas foráneas
Más allá de las caras conocidas de los políticos locales hubo poca presencia de figuras nacionales, como sí ha ocurrido en los últimos años.
Se presentaron los ministros de Agroindustria, Ricardo Bruyaile; de Producción, Francisco Cabrera; además de legisladores, intendentes y funcionarios del Gobierno provincial y algunos gobernadores

Comentarios