San Rafael
Martes 14 de Febrero de 2017

Breve historia de "los cuatro fantásticos"

"Ana no duerme". El surgimiento de una canción clásica del rock nacional narrada por el inolvidable Luis Alberto Spinetta, que en su primer álbum exhibió todo su talento.

Aquí estamos nuevamente, con las misma ganas y predisposición para despuntar los placeres que nos otorga este espacio para revelar algunos testimonios de "cómo lo hicieron".
Hoy los involucrados son Luis Alberto Spinetta, Rodolfo García, Edelmiro Molinari y Emilio del Güercio.
Y la obra musical que protagoniza esta nota es el clásico "Ana no duerme", de 1969, del álbum "Almendra", del recordado grupo del mismo nombre.
Surgió vertiginosamente con la idea de que sea un punto clave. Spinetta sentía que la letra estaba asociada a Ana María, su hermana.
El Flaco contó alguna vez que "yo inventaba canciones en la casa de mis padres, en la calle Arribeños. Ahí era el territorio donde conseguía la suficiente intimidad. En un principio lo hacía con una vieja guitarra española, luego con mi primera eléctrica, una Hagstrom sueca. Era la nada y todo a la vez. A veces era molesto que la enchufara cuando se me daba la gana y que me pusiera a hinchar, ya siendo Almendra conocido. Porque Arribeños era el centro creativo, pero no era Electric Ladyland. Era una vida prácticamente dedicada a explotar hacia la música y empezar a descubrir lo que significaba querer estar en ese lugar, con todo lo que tiene de bueno y de malo. Creo que ese ritmo rápido y esa pequeña melodía que insiste fueron los que me animaron lo suficiente como para poder hacerla".
Añadió que "siempre pintó la tonada antes que las palabras, que luego había que poner para completar la canción. Además, cualquiera de los integrantes de Almendra iba a poner algo de sí para enriquecerla, como las armonías de voces o pequeños detalles".
"Ana no duerme" es de un tempo ágil y, dijo Spinetta alguna vez, "nos permite volcar cambios de compases y tiene arreglos de viola, más otras cosas como armonías en séptima y todo en un mismo tema polentoso. Por eso siempre lo sentíamos como un tema clave. La versión en Obras 2000, con Dante en viola, Valentino con Geo Rama rapeando, y Grace Cosceri, más toda la banda al mango, confirma la versatilidad de la idea"
Y si de algo sirve (sonó a Lebón), como anécdota, en el año 2007 tuvimos el privilegio de invitar, conocer y disfrutar a Edelmiro Molinari (guitarrista de Almendra), con una clínica y un show acústico (im-pre-sio-nan-te), compartiendo escenario con músicos de estas latitudes.
Ahora sí, nos despedimos dejando, como agregado, que estos clásicos siempre están y estarán en la memoria de muchos, pero si la misma falla en algún momento, sintonizate en radio95siete. Allí seguramente la recuperarás.
José Pipa Salvo
Especial para
UNO San Rafael
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios