Primicias
Lunes 21 de Noviembre de 2011

Britney Spears, ya no es lo que era

La ¿reina? del pop pasó por Argentina y las críticas fueron duras. Además de la disconformidad por el show, que varios tildaron de pobre, sin efecto sorpresa y aburrido se suma el llamativo aspecto de la cantante.

La otrora princesita del pop- hoy una mujer de 29 años y madre de dos hijos- pagó con creces la espera de ms de 10 años de sus fans argentinos, con un concierto en el que no le dio descanso al público y para el que trajo toda la parafernalia que despliega en conciertos en el Primer Mundo.

Pero así como su vida cambio, también los gustos musicales de Britney han cambiado y sus últimos discos, en especial Femme Fatale, están empapados de un pop electrónico apto para discotecas o para clases de step en un gimnasio.

Por eso faltaron algunos hits y clásicos de sus primeros dos discos, quizás los enmarcados en el pop más tradicional, pero que Britney grabó cuando era una adolescente y antes de su dos matrimonios, de sus dos embarazos, de unos años de locura y excesos.

El camino para esta mujer ha sido largo, ya que fue un ícono pop adolescente explotada por su madre, manager y compañías discográficas, de los que se libró a fuerzas de ataques de pánico, locura, paraguazos y la desaparición por un par de años de la escena musical.

Ya no es la lolita que enloqueció y dejó al borde de la pedofilia o el estupro a millones de aspirantes a profesor Humbert, allá a finales del siglo XX, hoy es una mujer de curvas sugerentes, que derrocha simpatía, pero que además tiene un sex appeal que sólo Madonna supo tener en sus mejores épocas.

 

Comentarios