Ovación
Jueves 29 de Diciembre de 2016

Cabezazos, piñas y patadas voladoras en un partido juvenil en Uruguay

Mucha indignación causó un hecho violento. Once jugadores terminaron expulsados en un partido de inferiores.

El aberrante hecho sucedió en la final del torneo de Cerro Largo, entre Conventos y Boca Juniors, de la cuarta división. Hace unos días, el encuentro se había suspendido porque el árbitro se había presentado en estado de ebriedad.

El inconveniente surgió cuando uno de los futbolistas agredió a un rival con un golpe de cabeza y a partir de ese momento el resto de los jugadores se sumó a la pelea, que terminó en escándalo.

batalla1

Comentarios