País
Martes 08 de Diciembre de 2015

Cacho Garay y su chiste de Paco Pérez: “En ningún momento quise ofender la figura o la persona del gobernador”

El cómico mendocino fue filmado en una reunión de amigos mientras contaba un cuento que tenía al gobernador como protagonista. El remate decía que Pérez cobró su sueldo pese a no saber hacer nada. En menos de una semana se viralizó en los teléfonos móviles a través de WhatsApp.

Por Carolina Baroffio
baroffio.carolina@diariouno.net.ar
El humorista mendocino de mayor fama nacional en los últimos tiempos ha tenido un fin de semana largo movidito, conquistando la primera plana de las redes sociales apenas se difundió un chiste en una reunión privada.
Es que Cacho Garay está en el ojo de la controversia al contar un cuento que tuvo como protagonista al mismísimo gobernador de Mendoza Francisco Paco Pérez en una historia para la risa que contó en una sobremesa, haciendo referencia a la crisis financiera con la que se despide el gobierno peronista.
En esta entrevista, el cómico lujanino se defiende aclarando el propósito de su relato: “En ningún momento quise ofender la figura o la persona del gobernador”, repite en todos los idiomas, mientras su chiste se viraliza en las redes sociales y los mensajes de WhatsApp.
–¿Cómo surgió el chiste?
–En realidad, ese cuento no es nuevo. Uno lo hace desde el lugar de humorista, por ahí no estamos de acuerdo con determinada situación y nos inspiramos. Después esa historia la vamos aggiornando. Eso es lo que pasó con este chiste. Fue una ocurrencia del momento... ya ni me acuerdo. Situaciones parecidas se fueron ensamblando para que la gente lo relacione con la actualidad.
–Llamó la atención también porque vos no sos humorista político...
–No, para nada. Política, religión, razas nunca fueron mi inspiración. Y he recibido tantos comentarios. Esto, primero, fue una indiscreción de un mal comensal que no es amigo mío. Y el cuento no hace referencia a la persona de don Paco Pérez, hace referencia a la situación que está viviendo Mendoza, una situación desordenada, por momentos parece caótica. Como sabemos todos los mendocinos, estamos en una mala situación económica, que de la Nación no mandan plata... qué sé yo cuánta cosa... Pero me remito a esa situación solamente, no a la persona o a la gestión actual. Daba justo para que Paco fuera el protagonista del chiste. Si bien lo padecemos todos los mendocinos, al gobernador le tocó encabezar la lucha. Pero bajo ningún punto de vista es víctima en el chiste, sino que le ha tocado en esta situación bailar con la más fea.
–¿Te esperabas semejante repercusión, sobre todo en las redes sociales?
-No, para nada. Por eso expliqué esto mismo en Facebook, yo nunca me metería con la investidura de un gobernador. Lo que pasa es que algunos lo entendieron bien y otros no. Lo que pasa es que yo, que recorro cada rincón del país, en estos últimos meses percibo que la gente está enojada. Percibo una mezcla de incertidumbre, de enojo y de miedo. Por eso quizás se volcaron por una mala interpretación de mi cuento.
–¿Y vos no te diste cuenta de que te estaban filmando?
–No, creo que no. Fue en la casa de un amigo mío, psicólogo, que me invitó a comer keppe crudo. Fui y, como en la sobremesa de los asados, aparecieron todos los temas de conversaciones de la actualidad y cuando surgió este tema de la falta de dinero para pagar sueldos en la provincia se me dio por contar este cuento. Yo no soy quién para opinar públicamente de una gestión de Gobierno. Yo no sé nada de política. Es una situación penosa la que le ha tocado a ese hombre (por Pérez) enfrentar. Podría en su lugar haber nombrado al intendente de Guaymallén o de Luján que tienen los mismos problemas económicos. Lamento que alguien haya querido echar más leña a ese fuego que todos esperamos se apague de una vez.
–Bueno, pero tuvo repercusión viniendo de una figura como vos... 
–(Interrumpe). Mirá, la otra noche, el sábado, estaba en Neuquén y, para bajar los decibeles de esta situación conté que yo tengo un primo que trabaja en la AFA y tiene cuatro hermanos: dos varones y tres mujeres (en alusión al bochorno en las elecciones de nuevas autoridades de la Asociación del Fútbol Argentino cuando con 75 votos se dio un empate en 38, algo imposible). Por eso te repito que no fue un agravio hacia el gobernador. Es un chiste, simplemente eso, que se refiere a una situación determinada, como todos los chistes que cuento.
–¿Y a dónde te llevás de temporada tus chistes en este verano?
–Me voy a Carlos Paz. Estuve en Mar del Plata el verano pasado y ahora me ofrecieron el teatro Candilejas de Carlos Paz que es algo soñado para mí. Voy a ofrecer funciones de miércoles a domingos, y los lunes me presentaré en “Señorita Clavero”, porque no me gusta tratar a las mujeres de “Mina” (larga una risotada).
–¿Será un espectáculo renovado?
–Sí. Voy a estar con una cantante lírica cordobesa que es increíble. También estoy preparando videos para proyectar y, esta vez en off, me seguirá acompañando la música de mi compadre Miguel Pavez.
–O sea que vas a tener libre los martes...
–Sí, y aprovecho para recibir visitas. El Chaqueño Palavecino ya me prometió que va a venir y vamos a presentarnos juntos tal vez. Somos muy compadres y estamos preparando algo muy lindo para el año que viene en Mendoza. Los dos traeremos de regreso a los escenarios a un señor comediante, el abanderado del humor argentino por décadas que está retirado. Está un poco delicado de salud pero ya me dijo: “Gaucho, roguemos que la salud me acompañe porque esto tuyo lo tengo confirmado”.
–Imagino que hablarás de Luis Landriscina...
–Yo no te puedo decir nada más.
Temporada cordobesa
►Este verano, Cacho Garay hará temporada en el codiciado teatro Candilejas de Carlos Paz. Será un show renovado en el que lo acompañará la cantante Bamby Macías.
►Al cine. El cómico sigue rechazando propuestas televisivas, pero no las cinematográficas. A su debut en Quinta a fondo (aún sin estreno en las salas) se suma un nuevo rodaje que hoy está cumpliendo en una comedia mendocina.

Comentarios