Más noticias
Jueves 17 de Noviembre de 2011

Calcularon que en Mendoza la quita de subsidios anunciada por la Nación alcanzará a 300 barrios cerrados

Esos emprendimiento inmobiliario, donde viven familias de clase media y alta, eran 180 en 2010, pero hubo una rápida proliferación. Todavía hay incertidumbre sobre cómo se aplicará la medida. Prevén subas de precios Los usuarios residenciales deberán firmar una "declaración jurada" si quieren mantener los subsidios

Por Mariano Pistone
mpistone@diariouno.net.ar

Incertidumbre y quejas. Esa es la reacción generalizada que se produjo en Mendoza tras el anuncio de la quita de subsidios al gas, el agua y la electricidad a barrios cerrados y grandes empresas de cuatro sectores industriales que anunció este miércoles la Nación, siendo el más importante en la provincia el de refinamiento de combustibles. De todas maneras, el agua no cuenta con subsidios nacionales, por lo cual en este servicio (de AYSAM) no habrá cambios.

“Estamos esperando mayores detalles sobre cómo se va a instrumentar la quita, pues por ahora la reglamentación no está clara; no se establece el criterio y aún no sabemos cómo se va hacer”, sostuvieron desde Edemsa, la principal distribuidora de energía de la provincia.

En concreto no está claro si la eliminación de los subsidios nacionales alcanzará a todos los barrios cerrados por igual (y qué se considerará como tal) o si bien se hará sobre la base del nivel de consumo.

El problema radica en que en Mendoza en los últimos diez años han proliferado los barrios privados, en muchos de los cuales no residen familias de alto poder adquisitivo. Si se aplica para todos, estos consumidores verán incrementada su boleta entre 18% y 20%. Un porcentaje similar sería el incremento que percibirán en la del gas.

Según Vicente Abate, titular de la Dirección de Ordenamiento Ambiental y Desarrollo Urbano, un estudio realizado en 2010 daba cuenta de que en la provincia había alrededor de 180 barrios cerrados. En la actualidad, en tanto, se estima que hay poco más de 300.

“Es todo un fenómeno que por ahora está poco regulado; es un tema a revisar”, comentó el funcionario.

Según aquel estudio, Maipú y Luján son las zonas más elegidas por las familias con altos ingresos. En el resto de los departamentos del Gran Mendoza se da más una convivencia entre distintos sectores socioeconómicos. “El problema es que varios loteos se han cerrado por la inseguridad. Por ejemplo, en la calle Colón de Guaymallén, cerca del barrio Lihué, un grupo de vecinos solicitó constituirse en barrio cerrado por el tema de los delitos”, agregó Abate.

Desde Edemsa agregaron que en los próximos días habrá una serie de reuniones con personal del Ente Regulador Eléctrico (EPRE) y del Ministerio de Infraestructura para definir qué usuarios se verán afectados. “Allí habrá que ver cuáles serán considerados barrios cerrados”, puntualizaron desde la distribuidora.

En cuanto a la quita de subsidios a grandes firmas, el recibimiento fue dispar: desde el Gobierno local festejaron la medida y los industriales la criticaron con dureza.
 

Comentarios