Policiales
Domingo 03 de Julio de 2016

Cambia el lugar y el botín pero todos tienen algo en común, hay armas de por medio

Tres hechos distintos en el sur mendocino pero todos coinciden en un aspecto, los delincuentes empuñaron armas de fuego o cuchillos.  

No importa el blanco elegido, un transeúnte, un kiosco, un almacén o una tienda. Tampoco si el botín son miles de pesos, unos pocos cientos o apenas el teléfono celular. Los robos y asaltos se suceden en el Sur y el común denominador es que hay armas de por medio.
Así sucedió el fin de semana entre San Rafael y Alvear. Primero una estación de servicios de la que robaron la recaudación, después una mujer que caminaba por la calle perdió a manos de los malhechores la cartera y por último dos ladrones robaron $5.000 de una despensa.
El comisario Hugo Lucero, jefe de la policía en la Zona Sur ya lo había reconocido cuando dijo en tierras alvearenses “hay un grado de violencia inusitada y es algo que estamos viendo no solo en Alvear sino en San Rafael y también en Malargüe”.
En la estación de servicio de Pichincha y Alberdi en San Rafael la empleada denunció que fue sorprendida por dos delincuentes que portaban una escopeta recortada. La joven no podía especificar cuánto dinero había en la billetera en ese momento.
En el segundo caso una dama aseguró que la interceptaron en la calle y amenazándola con un arma blanca la obligaron a entregar la cartera con $500 y el celular.
En Alvear el blanco fue un almacén en Agustín Álvarez y calle G. Los ladrones golpearon la puerta del negocio como si fueran dos simples clientes y cuando la dueña les abrió para atenderlos, ellos revelaron sus intenciones cuando le apuntaron con un arma de fuego.
Le sacaron $5.000 que había en la caja registradora y huyeron a toda velocidad.
En las tres causas la calificación es robo agravado.

Comentarios