La provincia
Domingo 12 de Abril de 2015

Cambios en el Código Civil: los jueces tendrán hasta 90 días para resolver casos de adopción en Mendoza

Será a partir del 1 de agosto y los jueces deberán agilizar los procesos judiciales. Actualmente hay 497 niños en hogares de Mendoza pero sólo 40 están en condición de ser adoptados.

Por Rosana Villegas
villegas.rosana@diariouno.net.ar
En vez de tardar años, a partir de agosto próximo los jueces de familia sólo tendrán hasta 90 días para definir el estado de adoptabilidad de un chico. Será cuando entre en vigencia el nuevo Código Civil de la Nación, que además de establecer este límite, flexibiliza los requisitos de los adoptantes y fija un máximo de 180 días para que se agoten las medidas tendientes a restituir a ese chico a su familia biológica. Estos cambios agilizarán los tiempos de adopción y vendrán a saldar la deuda que existe con cientos de niños que continúan en un hogar esperando ser adoptados. Hoy en Mendoza hay 497 niños en hogares, pero sólo 40 chicos están en condiciones de ser adoptados por las 680 parejas de adoptantes inscriptas.
“De nuestra experiencia podríamos decir que de los chicos que pueden estar en un hogar, sólo el 10% aproximadamente suele terminar con un estado de adoptabilidad judicial. Ahora se va a resolver más rápido la definición judicial de si vuelve a su familia o está en situación de ser adoptado”, se esperanzó el titular del Registro Único de Adopción (RUA), Gonzalo Valdés.
El camino a la adopción comienza de manera traumática para todo niño. Deberá sufrir algún abandono o maltrato de sus padres para que el Estado considere que está en riesgo. Allí interviene el Organismo Administrativo Local (OAL), que en principio toma una medida de protección y si la situación perdura se lo separa de su familia por un plazo de 90 días, mientras se trata de recuperar el vínculo, pero ese tiempo puede extenderse a meses. 
A partir de ese momento el destino tiene pocas opciones para ese chico, si un tío o abuelo no se hace cargo de él, terminará en algún hogar o una familia cuidadora. Cuando esté allí, comienza un proceso para definir si está en condiciones de ser adoptado, que finaliza con la decisión de un juez.
“Hay quienes entienden que este código va a terminar con las extensiones en demasía de esas medidas excepcionales. Yo creo que esto ayuda fundamentalmente a los niños para que puedan llegar a ser adoptados”, resume Valdés, quien calcula que en la actualidad son cerca de 40 los chicos en condición de ser adoptados en la provincia y espera que con esta modificación muchos de los que hoy están en hogares puedan llegar a ser adoptados. 
Las modificaciones
“Uno de los cambios fundamentales de este código es que pone el eje en el niño, en su interés. Además de fijar plazos máximos para que la Justicia se expida, como por ejemplo se dan 180 días para intentar revincular a un niño que esté apartado de su familia, si eso no ocurre ordena que el Organismo Administrativo Local realice un dictamen de su situación de adoptabilidad en 24 horas y el juez tendrá sólo 90 días para definirlo. A eso suma la flexibilización de los requisitos para ser adoptantes y prohíbe las entregas directas, lo que vendría a frenar la venta de niños en el país”, precisó la subsecretaria de Derechos Humanos de la provincia y especialista en derecho civil, Eleonora Lamm.
Con la ley actual estar casados era un requisito fundamental para llegar a la adopción. Eso también se modificará en agosto, cuando podrán acceder a una adopción las parejas que conviven, las personas solas, las parejas homosexuales y también incluye la adopción conjunta de quienes estén divorciados. Sólo se exige que el adoptante tenga al menos 25 años, o sea 16 años mayor que el niño o adolescente a adoptar.
Buscando siempre el interés superior del niño, el nuevo código exige que si tiene más de 10 años dé su consentimiento para que se dé la adopción, partiendo de que si no está de acuerdo muy posiblemente eso fracase, y establece que si dos hermanos son adoptados por distintas familias, deben mantener el vínculo. 
►Tope. Para decidir si el niño vuelve  a su familia. El nuevo código fija 180 días para que se agoten las medidas tendientes a revincular al chico con su familia. Si no ocurre, el OAL debe dictaminar sobre su adoptabilidad.
►Flexibilizar los requisitos. Ahora podrán adoptar las parejas que convivan, las personas solas, las homoparentales y hasta los divorciados. La exigencia de edad prevé que tengan al menos 25 años.
 
► Mantener el vínculo entre hermanos. Con el objetivo de priorizar el interés del niño, si dos hermanos son adoptados por distintas familias  se exige que ellos puedan mantener su vínculo. 
►"En el país la adopción va girando hacia niños que tienen más de 4 años. Con estas modificaciones se apuran las adopciones de chicos más grandes” (Gonzalo Valdés, jefe del RUA).
80 por ciento de los chicos en situación de ser adoptados son preadolescentes o adolescentes de entre 10 y 15 años.
Se inscribieron y llevan más de 5 años esperando
En el Registro Único de Adopción están inscriptas actualmente 680 parejas de adoptantes. Algunos de ellos llevan más de 5 años esperando ser padres y son precisamente ellos quienes se esperanzan con que la aplicación del nuevo Código Civil venga a acortar esa espera.
“Se espera que se acorten los procesos para definir la adoptabilidad de los niños; el nivel de espera también depende del proyecto de adopción de la pareja. La adopción va girando hacia los niños que tienen más de 4 años y con estas modificaciones lo que se apuran son las adopciones de chicos más grandes. Pero pasa que el 80% de los inscriptos quiere adoptar recién nacidos o niños, esa adopción no va a ser rápida”, aclaró Gonzalo Valdés, del RUA.

 

Comentarios