Política
Jueves 31 de Marzo de 2016

Cambios en la DGE: el alumno que tenga más de 28 faltas rendirá todo

La Dirección General de Escuelas cambió el régimen de asistencias para los estudiantes de Nivel Secundario de Mendoza.

La Dirección General de Escuelas (DGE) cambió el régimen de asistencias para los alumnos de Nivel Secundario en Mendoza. Desde ahora, los estudiantes que tengan más de 28 faltas, el límite impuesto, tendrán que rendir todas las materias en diciembre o en los otros turnos de exámenes.
La gestión actual de la DGE quiere darle una nueva impronta a la asistencia a las clases, a la importancia de ir y cursar en la escuela. "Se pretende que los alumnos y los padres valoren el tema de asistir; no es lo mismo ir que no ir, no se puede aprender si no se va a la escuela. Es importante la figura del padre", explicó una fuente de la DGE.
La resolución Nº451 fue publicada ayer en el Boletín Oficial. Establece en su artículo segundo el máximo de 20 inasistencias. Sin embargo, el adulto responsable puede pedir una extensión de 8 faltas más.
Se incorpora como novedad la figura del "alumno condicional", que es aquel que excede el límite estipulado de inasistencias. "El alumno libre no existe más, no puede haber porque estamos bajo un sistema que hace a la educación secundaria obligatoria. El que no asiste y no puede justificar su inasistencia, queda bajo la figura de 'alumno condicional'", dijo la fuente.
Qué pasará con este estudiante será una decisión conjunta entre la escuela y los padres. Algunos chicos pueden seguir asistiendo a clases; hay casos en que, por ejemplo, en las escuelas técnicas los alumnos necesitan ir a los talleres. "Dependerá de cada situación particular, si asiste o va a clases de consulta, por ejemplo, pero en cualquier caso tendrá que rendir los exámenes complementarios en diciembre. Hay casos en los que puede cursar, pero aunque lo haga, ya va a diciembre. Estamos hablando de un chico que tiene 28 inasistencias, eso es haber faltado más de un mes y medio de clases", explicaron.
Antes de llegar al alumno condicional, hay algunas etapas previas. La idea de la DGE es comprometer y responsabilizar a los padres. Cuando un estudiante tenga hasta tres inasistencias injustificadas consecutivas el preceptor se comunicará con la familia para informarle esto y conocer las causas. Si hay hasta cinco injustificadas en un mes, se citará al adulto responsable. En el caso de haber hasta 10 faltas justificadas o no, se citará al adulto responsable para realizar acta compromiso con el objetivo de garantizar la asistencia del estudiante a clases. Si no va ningún responsable, se hará una visita al domicilio. Si el estudiante llega a tener más de 20 faltas, el adulto podrá pedir la extensión de ocho días más, que tendrá que ser aprobada por el Consejo Escolar.
"Estos mecanismos para poner la escuela en contacto con los padres ya existían, pero ahora el espíritu es retomarlos y avisarles que pueden estar poniendo en riesgo el derecho de su hijo a la educación, dejar en claro que hay una diferencia entre el que va a la escuela y el que no lo hace. Hay que garantizar que el estudiante aprenda, y tiene que acreditar lo que ha aprendido en diciembre", sostuvo la especialista de la DGE.
Activarán además, mecanismos de alerta y protección social en un trabajo en conjunto con ANSES para determinar si hay situaciones especiales de fuerza mayor por las que un chico no puede cumplir con ir a estudiar, como por ejemplo, si vive en zonas muy alejadas.
-Límite. El máximo de inasistencias que un estudiante puede tener es de 20, pero pueden ser extendidas hasta 28 previa autorización del Consejo Escolar.
-Alumno condicional. Es el principal cambio que introduce la nueva resolución. Son aquellos estudiantes que excedan las inasistencias permitidas y que deberán rendir todas las materias en diciembre u otras mesas.
-Alternativas. El estudiante "condicional" podrá tener clases de orientación y acompañamiento, cursos presenciales de forma virtual o tutorías asistida por materiales de autoaprendizaje.
-Padres. Con cinco faltas en un mes serán citados en la escuela para informar el porqué de las inasistencias del estudiante. Los adultos responsables tendrán que garantizar que los chicos vayan a la escuela.
-Puntualidad. Si el alumno llega diez minutos tarde, se le computará media falta. Si se demora media hora o más, el preceptor le contará la tardanza como una falta completa.
 
Embarazo, enfermedad y lactancia, algunas de las justificadas
La resolución que publicó ayer en el Boletín Oficial la Dirección General de Escuelas contempla como inasistencias justificadas en el Nivel Secundario a los casos de enfermedad que cuenten con certificado médico que de constancia. Tiene en cuenta como excepciones, también, el embarazo, en cuyo caso pueden ser incorporadas a la modalidad de educación domiciliaria de ser necesario.
Toma como justificación la lactancia, la paternidad, las actividades de estudiantes que participen en delegaciones deportivas u otro tipo de competencias, los intercambios estudiantiles y otros casos de fuerza mayor que no sean los mencionados.
Fuente: UNO Mendoza

Comentarios