Mundo
Sábado 24 de Diciembre de 2011

Cameron dijo que no entregará la soberanía de Malvinas y elevó la tensión bilateral

El primer ministro inglés lo dijo en un mensaje navideño dirigido a los isleños. "Siempre vamos a mantener nuestro compromiso sobre cualquier cuestión de soberanía"

Como todos los años, el mensaje navideño del premier británico a los territorios de ultramar del Reino Unido se conoció en las últimas horas. Para el caso de las Malvinas, estuvo a tono con el clima recalentado en el vínculo angloargentino. El premier David Cameron aseguró en ese mensaje, difundido ayer, que su país “no entregará la soberanía” de las Malvinas a la Argentina, por tratarse de una cuestión que depende de los isleños. Cameron también criticó la decisión del Mercosur de bloquear el acceso a sus puertos de los buques con bandera de las islas. La calificó de “injustificada y contraproducente” .

“Que quede muy claro. Siempre vamos a mantener nuestro compromiso sobre cualquier cuestión de la soberanía. La base de nuestra política es vuestro derecho a la autodeterminación”, dijo Cameron a los habitantes probritánicos de las islas, los que jamás aceptaron cualquier tipo de integración al continente.

De acuerdo al texto del mensaje, Cameron a indicó que su administración quiere tener una relación “constructiva” con Argentina, pero al mismo tiempo opinó que su actitud hacia las Malvinas era “inaceptable”. El Reino Unido “no puede aceptar” que se cuestiones el derecho de autodeterminación de los isleños, reiteró varias veces. “Argentina sigue con sus esfuerzos injustificados y contraproducentes para impedir la navegación alrededor del archipiélago y para impedir que los empresarios lleven a cabo un comercio legítimo”, aseveró.

En ese tren, reiteró “el compromiso” de su gobierno con “la seguridad y la prosperidad de los territorios de ultramar, incluidas las Falkland”, cuyo derecho de autodeterminació lo deciden los isleños, dijo. “Ninguna democracia lo puede hacer de otra forma”, sentenció.

Las tensiones entre la Argentina y el Reino Unido desde que éste último inició sus actividades hidrocarburíferas hace un año se recalentaron fuertemente en las últimas semanas y tuvo su pico e miércoles, cuando después de la declaración del Mercosur, el Foreign Office salió a reconocer su “preocupación” por el caso, que también es seguido por la prensa británica. De hecho, en ese contexto, Lord Alan West, ex jefe de la Armada británica hasta propuso enviar un submarino nuclear a las islas para disuadir a la Argentina.

Ayer, a través de un comunicado, el ex presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputado, Alfredo Atanasof, rechazó las expresiones de Cameron por considerar “no” correcto y “menos legítimo” su argumento sobre un territorio “usurpado”.

La política hacia Malvinas dejó de ser fuero de la Cancillería. Cristina Kirchner se encarga del tema personalmente junto a su secretarios Carlos Zannini (Legal y Técnica) y Oscar Parrilli (secretario de la Presidencia). En ese sentido, el creciente endurecimiento de las políticas nacionales hacia las actividades pesqueras y la exploración petrolera que realizan empresas británicas es dirigida por la Rosada. En Gran Bretaña las opiniones se dividen por derecha e izquierda, aunque en materia de soberanía por lo general la opinión siempre ha sido la misma.

Comentarios