Deportes
Domingo 14 de Agosto de 2016

Campazzo, el pequeño gran héroe

El base cordobés, de 1,79 de altura, fue el titiritero que movió los hilos de una Argentina que amenazaba con entrar en crisis ante Brasil.

Facundo Campazzo, el titiritero que movió los hilos de una Argentina que amenazaba con entrar en crisis de juego, sostuvo que el triunfo 111-107 sobre el local Brasil "hará mejorar" el rendimiento del representativo que conduce Sergio Hernández en este certamen olímpico de básquetbol de Río de Janeiro 2016

"Este partido nos hará mejorar. No era fácil porque se trataba de Brasil, del equipo local. Todavía seguimos buscando nuestro techo", manifestó el base cordobés, decisivo para que el equipo de Sergio Hernández hallara la llave de la victoria.

El armador de 1,79 metros de altura y 25 años ya se calzó el traje de héroe en un partido del seleccionado argentino. Ocurrió hace casi tres años en el Poliedro de Caracas, en ocasión del Premundial clasificatorio para España 2014

Aquella noche, el '7 bravo' la rompió en un 77-71 sobre la local Venezuela (18 puntos) y se cargó el equipo al hombro. Por esos días apenas lo conocían los conspicuos adherentes de la grey basquetbolera y, especialmente, los hinchas de Peñarol de Mar del Plata que ya lo adoraban por la magia, repentización y talento en las conquistas de la LNB 2010-2011 y 2011-2012.

"Este es un deportivo colectivo y en lo individual mucho no me fijo", indicó el actual jugador del UCAM Murcia, que tendrá como compañero a su compatriota Marcos Delía durante la próxima temporada

Los 33 puntos anotados hoy (4-12 en dobles, 5-10 en triples, 10-12 en libes) más 11 asistencias más 4 recuperos perdurarán en la memoria y conformarán pieza de colección en un futuro.

"El partido de hoy ante Brasil tuvo todos los condimentos. Dimos un paso adelante en el juego. Como dijo 'Manu', además de los huevos, hay que jugar bien y hoy lo hicimos", indicó el basquetbolista que arribó a Europa de la mano del Real Madrid en la temporada 2014-2015.

"Corregimos los errores que tuvimos frente a Lituania para no tenerlos hoy. Aquel equipo que fuese el más detallista iba a ganar", indicó.

De cara a lo que vendrá, Campazzo prefirió mantener la cautela y no pensar más adelante del partido del lunes ante España (19.00), el último de la fase clasificatoria por el grupo B.

"Será muy difícil hasta el final. Este triunfo no tiene por qué nublarnos. Vamos con los pies sobre la tierra. Ahora viene España que es un equipo que te demanda física y mentalmente", aseguró.

Comentarios