Tormenta
Lunes 30 de Enero de 2017

Cañón del Atuel: antes que sea tarde

Una tormenta puso en riesgo a turistas en esa zona y en Valle Grande. En 2009 murieron cuatro personas. Hay que actuar antes que la tragedia golpee fuerte

El 18 de diciembre de 2009 una fuerte tormenta y la consiguiente crecida del río más los aludes que bajaron de las montañas provocaron la muerte de cuatro personas y numerosos destrozos.
El lunes pasado en la noche, aunque no de tanta magnitud, otra tormenta generó inconvenientes y dio un nuevo alerta (¿cuántos harán falta?) de que hay que mejorar en varias cosas para que esta joya turística no sea sinónimo en todo el país de peligro y tragedia. Esa noche unas diez familias quedaron varadas en el camino de tierra del Cañón del Atuel, entre lodo, agua y rocas que caían de las laderas. Sólo la casualidad quiere que en uno de estos episodios que se repiten cuando hay lluvias importantes, una familia no quede aplastada en un auto por una gran roca.
Como el paisaje majestuoso que es, con la promoción enorme que tiene y el peso turístico dentro de la provincia, el Cañón del Atuel debe dejar en los próximos años (que sean lo menos posible) de ser el lugar que es: un paisaje hermoso pero sin infraestructura, sin asfalto y sin las murallas de contención que una geografía así requiere para evitar o al menos disminuir los riesgos.
Y se debe empezar con un plan de contingencia aceitado entre los organismos correspondientes cuando esté pronosticado o comience una lluvia o tormenta importante. Cerrar el camino y evacuar a quienes estén en el medio. Imagínese usted con su familia recorriendo un lugar muy turístico, de noche generalmente, rodeado de aludes, rocas que caen y sin señal telefónica. Da para pensar en no volver.
En Valle Grande también hay que tomar medidas con lugares que están en zonas de riesgo ante estos eventos climatológicos. No debe pasar que ante una tormenta, que ni siquiera fue de las más grandes, se generen los problemas y riesgos que suceden allí.
Así también se cuida al turismo, no todo es promoción y caja. Hay que cuidar la vida del cliente. Para que el boca a boca y las notas en medios hablen de las maravillas naturales y no de las tragedias, como ya ocurrió antes, por ejemplo en ese 2009 donde fuimos noticia nacional por las muertes.

Comentarios