País
Jueves 13 de Octubre de 2016

Cansado de los robos publicó un irónico clasificado

Adrián Bucarini, de 40 años, aseguró estar "harto" de la inseguridad del barrio Los Plátanos, en el sudoeste de la capital cordobesa.

Un hombre ofreció su casa a través de un aviso clasificado publicado en un diario cordobés, cansado de "vivir preso" por la inseguridad, en un mensaje que fue redactado con ironía ya que lo presentó como una "oportunidad para fiscales, policías, funcionarios, jueces, delincuentes y narcos".

Adrián Bucarini, de 40 años, aseguró estar "harto" de la inseguridad del barrio Los Plátanos, en el sudoeste de la capital cordobesa, dijo que decidió hacerle caso al consejo que le dio un comisario, y puso a la venta la casa que compró con mucho esfuerzo hace 20 años, a través de un aviso clasificado en el diario La Voz del Interior del domingo.

"Hice todas las denuncias correspondientes y nunca obtuve respuestas. Se ha naturalizado el delito. La Policía dice que no puede solucionar el problema en la zona. Los vecinos dejan sus casas y se van. Los inquilinos que desconocen la situación y llegan con sus familias están pocos meses y también se terminan yendo por los robos. Si no vendo la casa, la regalo", agregó.

El hombre, que vive solo, sostuvo que conoce a los ladrones que operan en la zona. "Se hacen llamar la Banda del Fondo", detalló. Según su relato, no hay presencia policial en el barrio.

"No existe en ningún momento del día", concluyó. Bucarini denunció que "el problema de la inseguridad en Los Plátanos es generacional. Los conozco a todos, hasta los he visto crecer de niños y ya son mayores".

"Todo está naturalizado e hicieron del delito un gran negocio, en el que están involucrados policías, fiscales y funcionarios", finalizó.

Semanas atrás, en ese barrio, un matrimonio fue víctima de una "entradera" que tuvo lugar en momentos que el dueño de casa lavaba su auto.

El robo estuvo plagado de episodios de violencia, ya sea maltrato físico como psicológico (llegaron a apuntarle con un arma a un niño).

Pero el peor momento fue cuando los ladrones amenazaron con llevarse secuestrada a una adolescente de 15 años, a quien incluso aseguraron que iban a violar. Esto sucedió en una vivienda ubicada cerca de la esquina de las calles Calixto Gauna y José Verdi, barrio Los Plátanos.

Tras reducir al hombre que estaba en la calle con su auto, los ladrones entraron bajo amenazas y fueron reduciendo a las mujeres que se encontraban en la casa. Por suerte y a pesar de las amenazas, los ladrones sólo se llevaron dinero en efectivo.

Comentarios