Policiales
Miércoles 30 de Diciembre de 2015

Capturaron en Alvear al presunto homicida de un ex militar en Mendoza

Guido Rodríguez tenía 89 años y fue ultimado a golpes el domingo a la madrugada. Las huellas del alvearense conocido como el "Cogote" estaban en la escena del crimen. 

Una investigación que comenzó con un auto quemado a la orilla de un cauce de riego en Alvear desembocó en el hallazgo del cadáver de Guido Rodríguez (89), un militar retirado asesinado a golpes en su casa en Mendoza y ayer uno de los apuntados por ese homicidio fue capturado en tierras alvearenses.
La detención de Mario Abel Espinosa (32), conocido como el “Cogote”, la realizó personal de la División Investigaciones en la tarde del martes en el barrio Isla Gorostiague. Con apoyo de la UEP y personal de Lucha Contra el Narcotráfico, los efectivos allanaron cuatro propiedades en simultáneo y aunque el hombre se las arregló para escabullirse con dirección al río, no llegó muy lejos, a los 100 metros le dieron alcance y lo sacaron de la aguas del Atuel para ponerlo tras la rejas.
“Tiene mucha parentela y se movía constantemente, estaba el dato de donde se escondía pero había asegurarse de que no escapara”, confió una fuente policial.
Las tareas conjuntas de las unidades investigativas de Alvear y Capital fueron claves para esclarecer el asesinato de Rodríguez en Mendoza.
El sábado Investigaciones tenía el dato que Espinosa estaba de regreso en su tierra natal y posiblemente manejaba un auto robado. Cuando el domingo al mediodía apareció un VW Gol quemado en calle 1 y Uspallata rastrearon el vehículo por el número de chasis hasta que dieron con el dueño en la Cuarta Sección de Capital.
Hasta que personal policial golpeó a la puerta del ex militar en Mendoza, la investigación era por un supuesto auto robado, sin embargo todo cambió en cuestión de segundos cuando hallaron forzadas las rejas de una ventana y a pocos metros el cuerpo del anciano tendido en el piso.
Con el dato certero que tenía la unidad investigativa sureña que vinculaba al Cogote con el VW Gol robado, los investigadores capitalinos cerraron el círculo cuando encontraron en la casa donde se cometió el crimen, las huellas dactilares de Espinosa en la heladera y una de las puertas.
Con esas pruebas en la mano, el fiscal Gustavo Pirello pidió siete allanamientos en Capital y General Alvear que concedieron sin demora el Juzgado de Garantías a cargo de Patricia Alonso en Mendoza y el Cuarto Juzgado de Instrucción de Alvear. Los procedimientos concluyeron con la captura del principal sospechoso en la muerte del ex militar y el secuestro de documentación personal y prendas de vestir que podrían tener manchas de sangre.
Guido Rodríguez era un suboficial principal del Ejército que estaba retirado hace años y con la  jubilación y emprendimientos personales, tenía un pasar económico bueno.
La captura de Espinosa es la punta del ovillo, ya que los investigadores tienen pistas firmes que los conducen a la banda que ingresó armada a la vivienda en  Videla Castillo al 2900 de Capital y en medio del robo asesinaron a Rodríguez a golpes.
Mario Espinosa fue trasladado anoche a Mendoza y se espera que hoy el fiscal Pirrello lo impute por robo agravado y homicidio criminis causa, matar para ocultar otro hecho. 

Comentarios