Espectáculos
Miércoles 14 de Diciembre de 2011

Cariiisima

En 24,7 millones de dólares fue vendido un espectacular juego de seis piezas de esmeraldas y diamantes que perteneció a la actriz Elizabeth Taylor durante una subasta de joyas.

Antes del evento, la colección de joyas y objetos personales de la actriz, fallecida el pasado 23 de marzo, se exhibió en Nueva York, Moscú, Londres, Los Ángeles, Dubái, Ginebra, París, Hong Kong o Madrid, y parte de la recaudación por la entrada a la exhibición se destinará a The Elizabeth Taylor AIDS Foundation, la organización que lucha contra el Sida que fundó en 1991.

La actriz de los ojos violetas siempre reconoció que las joyas eran una de sus grandes pasiones. "Nunca jamás vi a mis joyas como trofeos", escribió la actriz en su libro de memorias My love affair with jewerly, publicado en 2002. "Estoy aquí para cuidarlas y amarlas. Cuando muera y las pongan a subasta, espero que quien sea que las compre les pueda dar un bonito y buen hogar".

El elevado monto que logró el juego fue propuesto en la sede de Christie's en New York, donde también subastaron “la Peregrina”, la legendaria perla que Richard Burton regaló a la actriz en los años sesenta.

Esta joya alcanzó un precio récord en subasta de 11,8 millones de dólares (9 millones de euros), y todavía queda pendiente un espectacular solitario con un diamante de 33 quilates con un valor estimado de hasta 3,5 millones.

La perla -que pasa por ser la mejor perla del mundo- está montada en un collar de otras perlas, rubíes y diamantes que data del siglo XVI y perteneció a la Corona española durante ocho generaciones antes de pasar por Francia, Irlanda y EE UU. Uno de los espectaculares regalos que el actor hizo a su esposa, una joya de Cartier que Christie's calculaba vender en entre dos y tres millones de dólares. Esta perla, que es única por su tamaño, su forma de pera, su nacarado, su brillo y su color apareció en aguas de Panamá en la década de 1560.

En la segunda subasta, la joya que alcanzó el precio más alto del juego de esmeraldas y diamantes fue un singular broche vendido en 6,5 millones de dólares, además de un collar a juego por 6,1 millones de dólares, un brazalete adquirido por 4 millones, un anillo por el que pagaron 3,3 millones, un par de pendientes por 3,2 millones y un segundo broche por otros 1,5 millones de dólares.

Dos horas después del inicio de la puja, y con apenas la mitad de los ochenta lotes vendidos, la subasta superaba ya los 56 millones de dólares (más de 42 millones de euros), muy por encima de los 30 millones de dólares en los que Christie's había valorado inicialmente el conjunto de la colección de joyas de la protagonista de legendarias películas como Cleopatra, ¿Quién teme a Virginia Woolf? y Una mujer marcada.

También destacaron un par de aros de perlas naturales y diamantes, que fueron vendidos en casi dos millones de dólares, y un llamativo anillo de diamantes de color cognac, también regalo de Burton, adquirido por 2,3 millones de dólares, y unos pendientes a juego por casi un millón de dólares más.

Fuente: TMZ

Comentarios