Economía
Viernes 29 de Enero de 2016

Carne: acusan al gobierno de no controlar a formadores de precios

Puja distributiva. Los gremios del sector señalan a matarifes y supermercados como los grandes remarcadores. Piden la renuncia del secretario de Comercio.

Trabajadores y gremialistas del sector de la carne salieron ayer a cruzar al gobierno nacional después que el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile dijera que los consumidores debían "abstenerse" de comprar carne tras las fuertes subas de ese producto en las góndolas, a contracorriente de las bajas registradas en el mercado de hacienda .

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Carne, Silvio Etchehun, acusó a la Secretaría de Comercio de "no controlar a los formadores de precios", y dijo que algunos cortes "subieron hasta 66 por ciento desde noviembre".

"Se perdió el control de la comercialización desde que asumió el secretario de Comercio, Miguel Braun, quien no hizo un seguimiento específico de los 3.500 matarifes y supermercados", se quejó Etchehun.

Por su lado el titular de la Sociedad de Carniceros de Rosario, José García, dijo que las declaraciones de Buryaile "eran un circo".

"El ministro tiene todas las herramientas para llevar adelante una política pública con respecto a la ganadería y a la vez para hacerla crecer y no echarle la culpa a algún eslabón", se quejó. Y remarcó: "No es política pública invitar a la gente a que no consuma algo".

A su vez, se mostró extrañado de que "un hombre que viene del campo y que conoce bien el tema", haya deslizado esa propuesta.

Respecto de los precios en las carnicerías, señaló: "Nosotros no somos formadores de precios, trasladamos aumentos que recibimos y a veces menos de los que recibimos".

Recordó que en diciembre a las carnicerías la carne llegó con una suba del 35 por ciento, pero que se trasladó al público "no más allá del 27 por ciento". "En la suba brusca siempre perdemos nosotros, siempre", agregó. En este sentido, admitió que se notó una baja del 20 por ciento en el consumo.

Consultado sobre la baja de precios de la hacienda en pie, García admitió que "ha habido una baja significativa de los cortes pesados, que son los que menos se consumen", pero que "el novillito liviano y la vaquillona no va a bajar significativamente".

A la hora de intentar explicar el porqué de los aumentos desmedidos de la carne, Etchehun razonó que tanto los matarifes como las grandes cadenas de supermercados —los formadores de precios— "se cubrieron con un dólar más alto del que realmente convalidó el gobierno", y luego no reacomodaron sus precios, sino que los dejaron arriba.

"Nosotros advertimos al ministro Buryaile de la situación de los 3.500 matarifes y de los supermercados", dijo Etchehun. También consideró que Braun debería "correrse" de sus funciones en la Secretaría de Comercio porque "no ha sabido ni podido salir a controlar los precios" de la carne en la cadena de comercialización.

"Pedimos la renuncia del secretario de Comercio", dijo Etchehun, quien aseguró que ahora los trabajadores del sector deben esperar al reacomodamiento para poder salir a pedir un aumento salarial.

El 25% de los hogares usa Precios Cuidados

 El 25% de los hogares argentinos compra productos del programa Precios Cuidados “como una manera de cuidar el bolsillo”, según un relevamiento privado.
    Los resultados están incluidos en una investigación Relámpago LinQ, que realizó la consultora de consumo masivo Kantar Worldpanel.
    La muestra determinó que “el 52% de los hogares argentinos, principalmente los de los niveles socio económicos altos y medios, busca productos que estén en promoción”, tendencia que se viene verificando en los últimos años.
    También, la investigación resaltó que “el 51% de los consumidores compra en distintos lugares buscando el mejor precio, y la mayoría de los hogares que optan por esta estrategia son de estratos medios y bajos”.
    La variante de comprar en lugares que brinden descuento por pago con tarjetas de crédito y/o débito representa el 28%, y se destaca en el nivel socio económico alto.
    La base de la pirámide, que es la población con menos recursos, insistió en la opción de buscar marcas más económicas y de bajo precio, según el informe de Kantar Worldpanel difundido ayer.
    Más allá del alto grado de adopción del programa creado por el ex ministro de Economía Axel Kicillof, que fue mayor incluso en determinados productos, como los lácteos, diversas encuestas establecieron a fin del año pasado que Precios Cuidados tiene una imagen positiva entre los consumidores que trepa al 75%.
    Fue justamente esa popularidad que impidió que el actual gobierno lo diera de baja.
    En cambio, optó por reducir casi a la mitad la canasta de productos incluidos en el plan, mientras que los productos liberados subieron hasta un 40% en enero.
    En plan de restauración, la Secretaría de Comercio suprimió también una resolución de Augusto Costa que disponía un mayor control sobre rótulos de  alimentos, bebidas, perfumería y limpieza doméstica.

IPC: Todesca analiza y los privados cantan 3% en enero

El director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Jorge Todesca, afirmó ayer que “en los próximos días”  el organismo que conduce dará a conocer “una fecha cierta” para el regreso de la difusión del Indice de Precios al Consumidor (IPC), que determina la inflación y está suspendido provisoriamente. Aseguró que la vuelta de esa medición “no demorará más de ocho meses”.
    Explicó que “el proceso del IPC estaba destruido, más allá de que estuviera explicada la metodología”. Aunque reconoció que no sabe “exactamente” en “qué parte del proceso se introducía la interferencia”, opinó que “cuando un proceso está deteriorado en un punto, está deteriorado en todos los puntos”.
    Mientras Todesca averigua dónde está el problema que quiere arreglar, algunos centros de estudios dan a conocer sus mediciones para el primer mes del año.
    El estudio Bein & Asociados calcula que los precios en el primer mes del año subieron 2,8% en enero. Los principales incrementos se ubicaron en los rubros esparcimientos (6,8%), equipamiento para el hogar (5,7%) y alimentos (2,9%). La tasa anualizada de inflación es 27,4%.
    Elypsis, por su parte, estima que la inflación de enero será 2,5%. Los rubros que explican el aumento son similares a los de Bein. Luciano Cohan, de Elypsis, pronostica que la inflación en el año terminará en 27%. “Muy similar a 2014”, dice. Ese año el peso se devaluó 18% en enero.
    Por ahora los economistas privados creen que el gobierno no cumplirá con las metas de inflación trazadas por el gobierno para este año de entre 20% y 25%. El presidente Mauricio Macri dijo que estará más cerca de 20%. Pero la mayoría de los analistas coincide que la tasa de inflación cae: para Bein la inflación en diciembre fue cerca de 4%. En rigor, una correcta periodización de la evolución de los precios debe correr desde noviembre.

Comentarios