Economía
Jueves 07 de Abril de 2016

Carne: el consumo en marzo fue uno de los más bajos de la década

Consumo. Bajó a 55,9 kilogramos por habitante por año en el primer trimestre. Es un 6 por ciento menos que 2015. Es el segundo peor registro en diez años. Así surge de un informe de los industriales.

El consumo de carne por habitante bajó en el primer trimestre del año a 55,9 kilogramos anuales, lo que representó una caída de 6% en comparación con el mismo período de 2015. Se trata de la segunda marca más baja en la última década. Así lo informó la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra) en su último informe de coyuntura.
    El consumo per cápita más bajo de los últimos diez años se registró en el primer trimestre de 2011, de 53,9 kilos por  habitante al año. Entre enero y marzo de 2015, el consumo por habitante fue de 59,4 kilogramos anuales, número que superó los 58,8 kilos al año per cápita de los primeros tres meses de 2014.
    El registro más alto de la década, para un primer trimestre, fue en 2007, con 67,7 kilogramos anuales por habitante.
     El reporte de la cámara que preside Miguel Schiariti señaló que el precio promedio de la carne para el consumidor exhibió en marzo un aumento de 44% de manera interanual.
    Esta evolución, dijo, significa una desaceleración respecto del pico inflacionario de diciembre. Los especialistas de Ciccra lo consideraron “un proceso natural de desaceleración, en la medida que el impacto del salto cambiario y  de la baja de las retenciones va quedando atrás”.
    El estudio alertó que la producción de carne vacuna fue de 640 mil toneladas de res con hueso en primer trimestre. En términos interanuales se registró una caída de 5,7%.
    “Esto implica que la industria entregó 38,6 mil toneladas menos de carne que en el mismo trimestre de 2015”, precisaron.
    En general se exhibieron bajas en la faena, en la producción,  el consumo y exportaciones, pero los analistas consideraron que las expectativas siguen siendo favorables para el sector y que sus resultados se verán a partir del año próximo.
    En marzo, el nivel de actividad de la industria frigorífica vacuna superó levemente el millón de cabezas faenadas, (1,015 millones)  mientras que en el primer trimestre del año se faenó un 5,5% menos que en igual trimestre de 2015.
    El proceso de retención de vientres fue de 41,3% en marzo y la participación de las hembras en la faena total promedió 40,9% en el primer trimestre del año.
    Las exportaciones, en el período enero-marzo fueron 14,8% menores que en el mismo período de 2015. Se colocaron 41,6 mil toneladas, es decir que 7.226 toneladas menos salieron al exterior.
    En lo que respecta a la facturación por ventas externas de carne vacuna, en el primer bimestre del año fue de 131 millones de dólares aproximadamente, lo que significó una caída de 10% interanual.
    Por otra parte, la dinámica de precios muestra que en el tercer mes del año el valor promedio de la hacienda en pie cayó levemente con relación al mes anterior y se mantuvo por debajo del máximo alcanzado en diciembre del año pasado, cuando completó un proceso alcista de casi ocho meses.
    El valor promedio de la hacienda comercializada en el Mercado de Liniers bajó a 21,942 pesos por kilogramo vivo en marzo de  2016.

Comentarios