Política
Viernes 06 de Febrero de 2015

Carrió negó conocer a Stiuso y levantó sospechas sobre el entorno del fiscal Nisman

Además dijo que Gils Carbó "carga un muerto sobre sus espaldas" y que "el gobierno es el culpable".

La diputada nacional Elisa Carrió descartó vínculos con el ex jefe de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia, Antonio Stiuso. "No lo conozco; no tengo nada que ver con él", declaró esta mañana. Además dijo que analizó los movimientos de las personas que concurrieron al velatorio del fiscal Alberto Nisman y señaló que la pareja de la jueza Sandra Arroyo Salgado no tiene coartada para explicar que pasó con la revista.
 
En cuanto a la supuesta relación con el agente de inteligencia, Carrió contestó a Fernando Solanas que había dicho que "Lilita y Stiuso son amigos". La flamante aliada política de Mauricio Macri atribuyó la versión a diferencias del pasado. "Él está enojado y probablemente tenga sus razones, pero eso no habilita la infamia y la mentira", argumentó.
 
Carrió disparó sin reparos para todos lados. Dijo que la muerte del fiscal Alberto Nisman es consecuencia de una guerra de inteligencia aunque puso reparos a las acusaciones que pesan sobre Stiuso porque ésa es la línea de investigación que abona el gobierno nacional.
 
"Esto es una operación del actual jefe de inteligencia del Gobierno, que lo están escondiendo en todos lados: (César) Milani", aseguró Lilita desde Uruguay, donde descansa junto a su familia antes de regresar al país para meterse de lleno en el año electoral.
 
Una vez más cruzó críticas con Aníbal Fernández. Lo acusó de ser "el vocero" encargado de "ensuciar" la causa con sus declaraciones diarias. Además lo señaló como responsable de "liberar la zona" donde vivía Nisman el día en que el fiscal fue hallado muerto.
 
"La cuestión es tan compleja y tan terrible que uno tiene que tener la madurez de poner un límite. Cuando me dicen que el culpable es Stiuso, yo digo que el culpable es el gobierno. Están volviendo a 1976. Ellos son la dictadura. Y están atentando contra el orden institucional", aseguró.
 
Además Carrió dijo que no confía en la actual pareja de la jueza Sandra Arroyo Salgado. Dijo que no tiene coartada para explicar qué pasó con la revista Noticias que apareció con una extraña marca sobre una foto de Nisman. También sembró dudas sobre el entorno del fiscal fallecido. "Yo fui al cementerio de La Tablada y analicé detenidamente los movimientos de las 50 personas que estaban allí", planteó sin dar más detalles.

Comentarios