Más noticias
Miércoles 07 de Septiembre de 2011

Caso Candela: detuvieron a una sexta persona y sospechan que es el asesino

Un testigo de identidad reservada acusó a Hugo Bermúdez. La justicia ordenó allanar la casa del nuevo detenido, ubicada en Morón. Bermúdez  astaría relacionado con el tráfico de drogas.

Un hombre al que se lo vincula con la venta de drogas fue detenido este miércoles por el crimen de la pequeña Candela Rodríguez, de 11 años.

El juez de Garantías Alfreado Meade ordenó realizar un allanamiento en la casa del nuevo apresado, Hugo Bermúdez, ubicada en Morón.

Todo comenzó con la declaración de un testigo de identidad reservada que le dijo a los investigadores: "Se comenta en el barrio que Hugo fue quien mató a la nena y se le fue la mano y que tendría problemas con la familia de Candela".

En su declaración, esta persona aseguró que "Candela conocía a Hugo y él conocía a toda la familia de la nena". Además, el testigo de identidad afirmó que la víctima "fue llevada en un Gol azul", pero sin utilizar la fuerza, ya que "le prometieron comida y ropa".

Por otra parte, los cuatro hombres y la mujer detenidos en la causa por el secuestro y homicidio de Candela Sol Rodríguez, de 11 años, fueron trasladados esta mañana a la Fiscala de Morón para ser indagados por el fiscal Marcelo Tavolaro. Se trata del carpintero Ramón Néstor Altamirano (55), Gladys Mabel Cabrera (41), Gustavo Damián Valenzuela (44), Alfredo Monteros (36) y su padre, también llamado Alfredo (75).

Altamirano y Cabrera están acusados de ser "partícipes necesarios" del delito del "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas", mientras que a los otros tres se los acusa como "encubridores" de ese mismo delito.

La Justicia bonaerense había confirmado anoche la detención de las cinco personas que permanecían demoradas en la investigación por el asesinato y las imputaciones.

La resolución fue adoptada por el juez de Garantías número 4 de Morón, Alfredo Meades, quien también consideró a los otros tres detenidos como autores del delito de "encubrimiento agravado". Los dos detenidos más perjudicados por la decisión de la Justicia son Gladys Cabrera, la dueña de la casa donde se presume estuvo secuestrada Candela, y Ramón Altamirano, el carpintero que vive a pocas cuadras de allí, en la localidad de Villa Tessei.

A su vez, el mecánico Gustavo Valenzuela y el padre y el hijo de Gladys Cabrera, de apellido Monteros, quedaron imputados del delito de "encubrimiento agravado". Por la noche, los vecinos de los Monteros salieron a la calle para protestar por las detenciones y sostuvieron que se trata "del tornero del barrio que anda todos los días en bicicleta".

El hallazgo macabro
Candela Rodríguez desapareció el lunes 22 de agosto de su domicilio de la localidad de Villa Tesei, partido de Hurlingham.

Después de una intensa búsqueda, en el que según las autoridades provinciales, llegaron a participar más de 1600 policías, el cuerpo de la nena fue hallado nueve días más tarde cerca de la intersección de Autopista del Oeste y Vergara.

La nena fue encontrada con signos de haber muerto por asfixia y, según el fiscal general de Morón, Federico Nieva Woodgate, su cuerpo parecía haber sido "lavado".

Fuente: A24 e infobae

Comentarios