San Rafael
Miércoles 04 de Noviembre de 2015

Caso Mendieta: la Corte ratificó la condena a Jonathan Cruz pero seguirá libre

El máximo tribunal de la provincia ratificó los tres años de prisión dictado en el juicio. La defensa del joven condenado apelará el fallo, por lo que la sentencia no se aplicará hasta que queda firme.

La Suprema Corte de Justicia de la provincia ratificó la condena de tres años de prisión efectiva aplicada por la Primera Cámara del Crimen de San Rafael a Jonathan Cruz por la muerte a golpes de Diego Mendieta, ocurrida en agosto de 2008 tras una pelea en el bar Urracas.
El máximo tribunal dio a conocer este miércoles a la mañana su fallo que ratifica la sentencia dictada el 23 de octubre de 2013 por los jueces Ariel Hernández, Rodolfo Luque y Julio Bittar en la que encontraron a Cruz autor penalmente responsable del delito “homicidio preterintencional”, figura que suele usarse cuando se entiende que no hubo intención de matar.
Además, en esa sentencia la Cámara absolvió por el homicidio a Lucas Cruz, hermano del anterior, por “falta de acusación formal” del fiscal del juicio, que en su alegato señaló que interpretaba que no había prueba suficiente para acusarlo.
Por lo pronto, Jonathan Cruz, que desde entonces permanece en libertad porque la condena había sido cuestionada ante la Corte, no irá a la cárcel debido a que su defensor Carlos Reig apelará el fallo de hoy, según adelantó a UNO San Rafael, para lo cual tiene un plazo de diez días hábiles. Es que hasta que la sentencia no quede firme, no se hace efectiva la medida.
El abogado explicó que tiene previsto presentar un “recurso extraordinario” ante la Corte provincial para que la remita a su par nacional. Pero en caso que sea rechazado, queda la opción de dirigirse directamente ante la Corte Suprema de la Nación con un “recurso de queja” y, “si no lo acepta, nos iremos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.
Reig dijo que “los recursos tienen efectos suspensivos” de la sentencia de primera instancia.
El hecho
Los hermanos Cruz fueron juzgados en 2013, cinco años después del hecho (con distintas apelaciones lograron postergar su inicio), pero sólo Jonathan fue encontrado responsable de la muerte de Diego Mendieta.
Los jueces lo consideró responsable de la terrible paliza que recibió Diego en la madrugada del 15 de agosto de 2008 en la vereda del entonces bar Urracas, en avenida Hipólito Yrigoyen al 1600, donde la víctima fatal previamente había tenido un altercado con los hermanos Cruz.
Luego de la golpiza Mendieta fue llevado al Schestakow, de donde salió horas después para regresar a la noche al sentirse mal. Allí quedó internado y fue operado para intentar solucionar una lesión existente.
Sin embargo, dejó de existir el 3 de setiembre de ese mismo año, unos 20 días después de haber sido golpeado a la salida del bar.

Comentarios