País
Lunes 02 de Febrero de 2015

Caso Nisman: las tachaduras son legales

El juez federal Ariel Lijo sostuvo que decidió descartar partes del texto como mecanismo “de preservación”. "Se trata sólo de supresión de medidas de prueba”, afirmó el magistrado en un comunicado

El Juzgado Nacional a cargo del juez federal Ariel Lijo ratificó que recibió la denuncia del fiscal Alberto Nisman sin tachaduras, desmintiendo el artículo publicado ayer por el diario Clarín donde se señalaba que el funcionario judicial habría enmendado parte del texto y en el que se especulaba sobre otra copia de la denuncia hallada supuestamente en la basura de su casa en la que, según el matutino, pediría el desafuero y la detención de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Al mismo tiempo, fuentes cercanas a la fiscalía que investiga las causas del deceso de Nisman aseguraron a Télam no tener constancia de que el expediente cuente con una hoja desechada por el fiscal en la que se soliciten desafueros.

El diario Clarín sostuvo el domingo que en un tacho de basura del departamento de Nisman fue encontrado un escrito en el que Nisman pensaba pedir la detención de la mandataria, y que había sido incorporado a la causa.

Las fuentes señalaron que “no consta” que esa hoja haya sido incorporada al expediente y que “la información está tachada por el juzgado porque se hace por protocolo, para no adelantarles a los investigados las medidas que se van a realizar”.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 4, a cargo del juez Ariel Lijo, emitió ayer por la tarde un comunicado en donde aclara que la denuncia que realizó el fallecido Alberto Nisman fue recibida “sin testado alguno” y que “fue la decisión de este juzgado suprimir el texto” como “medida de preservación de lo solicitado”.

El comunicado difundido a través del Centro de Información Judicial (CIJ) desmiente lo publicado ayer en Clarín, donde se especula con que el fiscal general de la causa AMIA habría borrado el fragmento del texto en una página de la causa.

El texto sostiene que fue “decisión de este juzgado suprimir (tachar) del texto oportunamente difundido a través del Centro de Información Judicial (CIJ) la diligencia de prueba requerida en esa denuncia por el fiscal Alberto Nisman como medida de preservación de lo allí solicitado”.

“Se trata sólo de supresión de medidas de prueba y no de ninguna otra petición sustancial respecto de los presuntos imputados. Esa versión fue publicada por el CIJ sin modificación alguna”, aclara el breve texto.

De hecho, en la página 287 de la denuncia publicada desde hace dos semanas en la página web del CIJ, aparecen los “24 renglones ilegibles” –tal como sostiene el matutino porteño–, a partir de los cuales el diario edifica la teoría de una copia apócrifa encontrada en el cesto de la basura de la casa de Nisman, y en donde supuestamente se pediría la detención de la Presidenta.

Comentarios