San Rafael
Lunes 27 de Abril de 2015

Caso Roxana Toledo: pericias a celulares marcan que hubo contactos entre los detenidos

Sería antes y después del hecho. Los hermanos detenidos fueron llevados a declarar y pasaron a la Cárcel. Todos los detalles de la causa en la nota.

En un día plagado de novedades para la causa por el crimen de Roxana Toledo, la justicia le toma declaración a los hermanos detenidos y sospechados del hecho caratulado como “homicidio criminis causa en concurso real agravado por uso de arma de fuego”.
Además, la jueza Lidia Cófano imputó al presunto chofer del auto que se usó para el asalto. Lo hizo por “participación primaria en homicidio criminis causa”.
Los hermanos Marcos y Guido Forconi Sombra se entregaron hoy en Investigaciones y pasaron por la tarde a la Cárcel después de ser indagados por la jueza Lidia Cófano, en tanto que el hombre al que se le secuestró el Gol Gris y un celular en barrio El Sosneado es Juan Carlos Bravo (32) quien quedó preso, por cuestiones de seguridad, en una comisaría.
La figura legal de “criminis causa” se refiere a cuando se mata para ocultar otro delito, en este caso el asalto. Se mata "para" o "por" otro delito.
Trascendió de fuentes judiciales que en su declaración Bravo habría admitido su participación y aportado información para la causa. En tanto que este jueves a última hora fueron llevados a declarar los dos hermanos.
Una de las pistas claves para la causa serán las comunicaciones que habrían existido entre los miembros de la banda antes e incluso después del hecho. Aunque no trascendió el contenido de las mismas, allí puede haber una conexión que los vincule, además de las confesiones y otros indicios. El contacto sería entre Bravo y uno de los hermanos.
Con estos avances la causa ahora sí quedó en manos de la jueza Cófano, que deberá instruir la misma y aportar los indicios y pruebas necesarias para un posterior juicio. Otro detalle importante a la hora de completar la investigación será llegar a determinar si hubo un entregador (datero como se dice en la jerga policial) que aportó el dato de que las mujeres solían ir ese día a Alvear por la recaudación.
El jueves 16 de abril, Roxana Toledo y su compañera Vanina volvían de Alvear a la noche con la recaudación del día de la panadería Belén de esa ciudad cuando en Tres Esquinas sufrieron un intento de asalto. Al no poder consumarlo, la banda se subió a un VW Gol gris, pasó en el camino a las dos mujeres y dos de los asaltantes la esperasron en el semáforo de Alberdi y Balcarce, donde se produjo el asalto y homicidio de Roxana.
Texto: Javier Martín y Marcelo Schmitt

Comentarios