Economía
Sábado 12 de Noviembre de 2011

Cayó el 70% la compraventa de casas por las restricciones al dólar

Lo aseguró la Cámara Inmobiliaria de Mendoza. Dijo que muchos mendocinos prefieren esperar antes de hacer alguna transacción, por temor a perder ganancias o a que la propiedad se devalúe.

Por Carina Pérez

El mercado de compraventa de inmuebles sufre una caída del 70% en las operaciones, debido a la gran desconfianza que generan las restricciones impuestas por la AFIP para adquirir dólares, principal moneda extranjera utilizada en este tipo de transacciones. Y también porque se ha tornado muy difícil cerrar acuerdos sobre qué valor aplicarle al dólar: si el correspondiente al mercado paralelo, que ya alcanzó los $5, o el oficial, de $4,32.

Lo aseguró la Cámara de Inmobiliarias de Mendoza, que dijo que está gestionando algún tipo de medida a nivel nacional para calmar la situación.

Su titular, Santiago Debé, explicó: “Los clientes prefieren guardarse los dólares porque están convencidos de que pronto habrá una devaluación. Este tipo de medidas distorsiona el mercado y no sirve para arreglar los problemas del sistema financiero. Esta película ya la vivimos antes, pero lo más serio es que, en 15 días, el dólar paralelo ya llegó a los $5 y eso perjudica las negociaciones, porque la discusión se centra en qué precio de dólar aplicar y, como no hay acuerdo, la venta se pincha”, indicó.

En este sentido, el economista Daniel Garro también consideró que, más allá de los volúmenes de dólares que mueven las diferentes empresas, la disposición “policíaca” tiende a aumentar el mercado negro y los temores de la gente por un posible corralito o pesificación de los depósitos en dólares.

“Ése es el motivo por el cual las personas prefieren salir del sistema bancario y llevarse a una caja de seguridad los dólares, a la espera de la evolución del tema”, aclaró.

El economista también detalló que, además de los sectores inmobiliario, de turismo, exportador e importador, las empresas de servicios tecnológicos y los bancos son las actividades económicas que más dificultades tienen por los controles para comprar dólares.

Los gerentes de los principales bancos tienen gran preocupación porque cada día salen del sistema unos 250 millones de dólares. Por eso, el Banco Central les aseguró el jueves pasado que recibirán divisas para garantizar la provisión de billetes y de este modo intentar bajar el descontento de los cuentapropistas y los empresarios. La asistencia es ineludible, porque de lo contrario la capacidad de préstamo de los bancos se vería afectada.

Garro estimó que la salida es bajar el gasto público, para lo cual “suspender subsidios no es suficiente. Hay que tomar otras medidas para que el Banco Central deje de financiar el déficit fiscal que tiene el Gobierno, pero no lo van a hacer”.

Comentarios