Policiales
Miércoles 03 de Agosto de 2016

Cayó uno de los sospechosos del asalto de 400 mil pesos a un empresario de Cañada Seca

Fue este miércoles a la mañana en ruta 143, en El Tropezón. Viajaba en un micro de la empresa Buttini. Le secuestraron una pistola 9 milímetros. 

Un joven de 24 años fue detenido este miércoles por la mañana sospechado de ser uno de los autores de violento robo a un empresario en Cañada Seca
Lo apresaron en ruta 143 a la altura del Tropezón cuando viajaba en un micro de la empresa Buttini. Hasta el lugar concurrió un patrullero de la Compañia Motorizada que fue apoyado por personal de Infantería, de la Unidad Motorizada de Acción Rápida y de la Comisaría 42. 
Los uniformados pararon el micro e hicieron descender al sospechoso al que en la requisa le secuestraron una bolsa de nylon donde guardaba una pistola 9 milímetros junto algunos bollitos de pan. Además se le incautó una campera, las zapatillas y un cuellito polar que sería el utilizado para esconder su rostro durante el asalto a la vivienda del empresario. 
El operativo estuvo encabezado por el jefe de la distrital, Hugo Lucero, que impartió las órdenes en búsqueda de al menos otros dos sospechosos que participaron del asalto en el que se llevaron cerca de $400.000 que tenía el empresario en su vivienda tras una operación comercial. 
Ya son dos los detenidos por este hecho que conmocionó, por la violencia, al distrito de Cañada Seca. El primero fue aprehendido una hora después del asalto y sería la persona que contrataron como chofer para el escape.
La búsqueda continuó en las inmediaciones del lugar en procura de otros integrantes de la banda, que además serían los que se llevaron el dinero. 
Ambos aprehendidos serían de la zona conocida como La Ripiera en inmediaciones de la nueva terminal de San Rafael. Por ahora se desconoce como obtuvieron el dato para cometer el robo y dónde se escondió la suculenta suma. 
El empresario de 57 años, titular de un locutorio en Salto de Las Rosas y de una acopiadora de frutas, fue asaltado este martes por la noche cuando lo sorprendieron frente a su vivienda ubicada en Mesa y Corvalán de ese distrito. 
Allí lo golpearon junto a su esposa e hija y luego de llevarse el dinero que estaba oculto en un mueble, los maniataron. En el lugar del hecho se encontró una vaina servida, ya que los asaltantes habrían efectuado un disparo. Esa vaina se cotejará con el arma secuestrada al detenido en El Tropezón para determinar si coincide o no.
La causa quedó radicada en el Segundo Juzgado de Instrucción a cargo de Pablo Peñasco. 

Comentarios