La provincia
Domingo 23 de Agosto de 2015

Cerca de $20.000 millones le debe la Nación a Mendoza

Por Sara González
gonzalez.sara@diariouno.net.ar

Casi $20.000 millones es la deuda que acumula el Gobierno nacional con nuestra  provincia por cuatro grandes ítems mal liquidados en los últimos 20 años.
 El monto equivale a la mitad del presupuesto anual contemplado para este año por el Poder Ejecutivo  (que todavía no fue aprobado por la Legislatura), que fue de $40.000 millones. Para tomar dimensión del monto de esa  deuda histórica,  es 20 veces superior al presupuesto que se usó en el 2014 para obras públicas, que fue de $946 millones.
El cálculo fue hecho por el Partido Demócrata con la intención de  acordar una “agenda federal” entre el gobierno saliente y el entrante “que representa una coalición, y para reclamar con la fuerza de una política de Estado todo lo que la Nación está adeudando a Mendoza, casi $20.000 millones”, según sostuvo el diputado nacional, Roberto Pradines.
En todos los casos se trata de leyes impulsadas por el Gobierno nacional que han ido recortando los ingresos que tiene asignados el Gobierno provincial. La suma de esos recortes totaliza, según el cálculo del PD,  $19.300 millones.
Demócratas y radicales están de acuerdo en que la Provincia tiene que ponerse a trabajar para cobrar esta deuda.
 El oficialismo, en tanto, ha optado por no opinar sobre las cuentas hechas por los demócratas. Este diario   se contactó con los referentes del Gobierno pero la postura fue “no opinar”.
El Impuesto al Cheque
De los cuatro ítems el que más perjuicio ha generado a las provincias en general es el impuesto a los créditos y débitos bancarios, más conocido como la Ley del Impuesto al Cheque. Esta ley es la que estableció que la totalidad de la recaudación de impuestos se destinaría a la creación de un Fondo de Emergencia  manejado por el Poder Ejecutivo. Posteriormente, por ley 25.570, se estableció que la Nación no se quedaría con toda la recaudación sino con el 70%, mientras que el otro 30% se distribuiría entre las provincias.
Del 2001 a la fecha  la provincia ha dejado de percibir $10.000 millones según los cálculos del PD por este impuesto.
Dicha norma entra en contradicción con la Ley de Coparticipación Nacional 23.548, sancionada en 1988, que establece que un piso del 34% del total de la recaudación nacional debe repartirse entre las provincias. Esta misma ley es la que  asigna a Mendoza el 4,33% de los recursos nacionales.
Desde su creación en el año 2001 las provincias han perdido alrededor de U$S24.000 millones, de los cuales unos U$S1.000 millones le corresponden a Mendoza.
Pacto  fiscal
En segundo lugar se ubica una pérdida calculada en $5.000 millones por el Pacto Fiscal de 1992, por el cual las provincias tuvieron que ceder a  la ANSES el 15% de sus ingresos de coparticipación para financiar al organismo cuando expiraba el sistema de AFJP.
El punto es que pasaron los años, la ANSES ya no tiene problemas de financiamiento, pero el recorte a las provincias se sigue haciendo.
Retenciones a las exportaciones
 En tercer lugar se ubican las retenciones a las exportaciones, que comenzaron a ser una fuente importante de financiamiento, clave para el Gobierno, a partir del 2004 y que no se coparticipa.
En los tres casos se trata de leyes que han recortado la torta de recursos coparticipables, incluso por debajo del piso impuesto que era del 34%.
El resultado de esto es una deuda millonaria que el Gobierno nacional mantiene con todas las provincias.
El cuarto caso es un reclamo histórico por regalías hidroeléctricas mal liquidadas por las cuales la provincia ha perdido $500 millones (ver infograma).
Cómo se puede cobrar
Hay tres alternativas posibles,  plantea Enrique Vaquié, diputado nacional electo por el frente Cambia Mendoza y ex ministro de Hacienda.
“La alternativa política sería la más lógica, pero hoy es la menos factible de lograr. Todos los gobernadores deberían ponerse de acuerdo junto con sus legisladores y hacer presión para que el Gobierno nacional derogue estas leyes y se cumpla la Ley de Coparticipación”, explicó.
La segunda alternativa es negociar la deuda por obras.
En este sentido, el diputado Pradines sostiene que ésta podría ser la alternativa más factible.
Eso fue  lo que hizo Julio Cobos para lograr una indemnización por los daños ocasionados por la promoción industrial a cambio de la obra de Portezuelo del Viento. “Esta alternativa es buena pero lenta, porque el Gobierno nacional demora el papeleo y la asignación de fondos de modo que la obra no avance”, acotó Vaquié.
 La tercera alternativa, y en opinión de Vaquié la más práctica ante el panorama de hoy, es canjear deuda por deuda.
“Hoy la provincia de Mendoza tiene una deuda total de alrededor de U$S1.100 millones, de los cuales unos U$S800 millones son deuda directa con la Nación. Se podría llegar a un acuerdo con el Gobierno nacional para achicar la deuda. Esto les vendría bien a las dos partes, por eso sería factible, arriesgó Vaquié.

Cómo se hace el reclamo
Para acelerar las acciones la Provincia podría seguir los pasos de otras provincias como Santa Fe y Córdoba e iniciar acciones judiciales, agregó Vaquié.
Esta alternativa se convierte en una herramienta de negociación a la hora de llegar a algún acuerdo. En ese sentido el Partido Demócrata  planteó el reclamo en diciembre pasado ante la Fiscalía de Estado de la provincia.
Los demócratas sostienen que Mendoza debe demandar a la Nación porque el Impuesto al Cheque es inconstitucional ya que viola lo que fue escrito en la Ley de Coparticipación.

Comentarios