San Rafael
Jueves 10 de Noviembre de 2016

Cerraron definitivamente el Zoo local al liberar los últimos cuatro guanacos

Se realizó este jueves el traslado de los únicos animales que quedaban en el predio de la Isla, que pasará a una asociación gaucha. Los detalles del proceso de cierre que llevó casi dos años.

El traslado de los últimos animales para su liberación representó el cierre definitivo del Zoológico de San Rafael, después de más de medio siglo de funcionamiento y un proceso de clausura que llevó dos años.

Se trata de cuatro guanacos que hasta este jueves al mediodía permanecieron en el predio ubicado en el corazón del parque Mariano Moreno, en la Isla del Río Diamante, y a la tarde ya estaban viviendo en libertad en un campo de El Nihuil perteneciente a la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la provincia.

La clausura del Zoo local fue posible por un trabajo conjunto de entidades protectoras de animales, veterinarios y el Municipio local, ya que primero se tomó la decisión de cerrar las puertas al público de predio y luego se comenzó con un proceso de reubicación paulatino de los animales a distintos parques, granjas educativas y reservas naturales para que vivieran en libertad.

Josefina Mazzini, referente de la Asociación Cultura Animal, entidad que impulsó el cierre del Zoo, explicó que fueron dos años de ardua labor en cuyo lapso se contactaron con reservas naturales y santuarios para reubicar los animales en el mejor lugar posible.

"Acompañé cada uno de los traslados y me aseguré in situ que todos fueran felices en sus nuevos hogares", añadió la voluntaria.

El veterinario Juan Ignacio Luffi, del Departamento Municipal de Veterinaria, dijo que antes de cada viaje se aseguraron que estuvieran en buen estado para afrontar el recorrido, ya que son animales que nacieron en el zoológico y la única movilidad que tenían era adentro de sus jaulas o del predio.

Por su parte, el intendente Emir Félix manifestó que "tenemos reportes de los lugares donde recibieron a los animales, que nos dicen que están muy bien y que no tuvieron ningún problema de adaptación".

Reveló que la decisión de cerrar este espacio hizo que de varios lugares del país "nos llamaran para imitar la iniciativa".

Dos años de traslados

El Zoológico de San Rafael fue fundado en 1958 por don Mario Bonandi con varias especies que tenía en su casa de Pueblo Diamante.

En las últimas décadas el lugar sufrió cierta degradación y además cambió la conciencia de la comunidad respecto a este tipo de establecimiento.

Al momento de decidir cerrar sus puertas, el Zoo contenía más de 50 animales de distintas especies.

Se necesitaron casi dos años para buscar los lugares adecuados, contactar a sus responsables, y conseguir los permisos de los entes oficiales y movilidades adecuadas. Algunos animales quedaron en San Rafael y el resto fueron a otros lugares de la provincia y el país.

El primer ejemplar en ser trasladado fue la mona capuchina "Panchi", que el 15 de diciembre de 2014 fue llevada a una reserva con árboles en la localidad cordobesa de La Cumbre, donde convive con otros 170 ejemplares de primates.

En febrero de 2015 salieron del zoo dos guanacos y dos burros rumbo a la reserva "La Paloma" en Valle Grande.

Además, un ciervo y una tortuga de agua fueron al parque ecológico urbano de Río Cuarto. También se reubicaron otros burros, un par de jabalíes, decenas de aves de rapiña (que se encuentran en un predio de conservación en San Carlos) y una lechuza.

Los animales de granja fueron reasentados en un predio en la Villa 25 de Mayo y el puma, que iba a ser trasladado a un santuario en San Carlos de la Fundación Cullunche, que también ha colaborado en este proceso de cierre, murió a mediados de octubre.

El felino tenía unos 16 años y falleció de un paro cardíaco al agravarse un tumor que padecía.

El Zoológico de San Rafael, que en otras décadas era un lugar de paseo de las familias, ya no existe como tal y el predio, según adelantaron desde el Municipio, quedará bajo la guarda de la delegación local de la Federación Gaucha, que prevé convertirlo en una especie de eco parque.

Comentarios