Primicias
Martes 04 de Octubre de 2011

Cinthia Fernández, demandada por malos tratos e incumplimiento de contrato

El Diario del Espectáculo dialogó en exclusiva con el productor Cristian Manzanelli, quien contrató a Cinthia Fernández para realizar una presentación en un boliche en San Luis. "La voy a demandar por incumplimiento de contrato y por mal trato a mi secretaria, a quien le gritó desde que llegó hasta que se fue. Además, me amenazó exigiéndome el doble de dinero porque si no, no se presentaba en la disco", relató el empresario.

Hace más de un mes, el productor Cristian Manzanelli contrató por 7000 pesos a Cinthia Fernández para que la morocha se presentara en un boliche de San Luis. Pero el día que la modelo tenía que tomar el vuelo hacia esa provincia, le anunció al empresario su decisión de no viajar. Tras una charla de aproximadamente tres horas, Manzanelli logra convencer a Fernández, pero cuando la participante del Bailando llegó a destino, protagonizó un terrible escándalo y exigió el doble de su cachet para cumplir con su trabajo.

-¿Cómo empezó todo?-
Yo le había pagado a Cinthia los 7000 pesos de su presentación un mes antes del evento. El día que tuvo que viajar a San Luis, me dice que se había arrepentido y que no iba a ir. Fue la época que ella se había peleado con Jonathan Ferrari porque antes de eso todo estaba bien entre nosotros. Pero después se convirtió.

-¿La pudiste convencer de que viajara a San Luis?-
Sí; después de tres horas de charla.

-¿Qué pasó cuando llegó?-
Desde que llegó hasta que se fue estuvo enloquecida y no dejó de faltarle el respeto y de gritarle a mi secretaria. Además, me exigió que otros 7000 pesos porque si no so se presentaba en el boliche. Me hizo un escándalo terrible en el hotel. No quería presentarse porque decía que se quería ir a ver el show de Coki Ramírez, que había viajado con ella en el avión y que se iba a presentar a 50 km de donde estábamos nosotros.

-¿Cómo continuó todo?-
Fue un desastre. No paraba de insultar a todo el mundo. Casi la echan del hotel. Me exigió un hotel 5 estrellas y se lo di. Armó un desastre bárbaro y casi la tienen que echar. Estaba enloquecida.

-¿Se presentó en el boliche?-
Mirá. No me hablés. Estuvo 5 minutos y se fue. Se presentó con la misma ropa roñosa con la que llegó a San Luis. ¿Sabés lo que le dijo a la gente? Agarró el micrófono y directamente se despidió diciéndole que se iba porque tenía que ir a ver el show de Coki Ramírez, con quien había arreglado en el avión para encontrarse.

Para mí, se droga. Era el diablo. ¿Te acordás como estaba Maradona cuando le hicieron el doping, con los ojos rojos? Así estaba ella. Era otra mina. Podes llamar al hotel y constatar los escándalos que hizo. Además que me cobró el doble porque si no se presentaba en el boliche, me dejó en el hotel una deuda de 500 pesos. Ahora le voy a iniciar una demanda por incumplimiento de contrato y por malos tratos a mi secretaria. A mí no me importa el dinero… lo que más me interesa es la forma de cómo la trató a ella. Jamás tuve un escándalo como éste con ningún artista.

 

 

Comentarios