Más noticias
Domingo 11 de Diciembre de 2011

Colombi, único gobernador radical, le deseó "un buen segundo mandato" a Cristina

El correntino también auguró una "buena relación institucional" con la Jefa de Estado al sostener que "como todo argentino, creo que esa relación entre la Nación y las provincias es importante porque hoy más que nunca está ratificada la democracia en el país".

El gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, desde ayer el único mandatario radical en el país, le deseó a Cristina Kirchner "un buen segundo mandato" y consideró que "hoy por hoy la democracia está fortalecida en el país", tras participar del acto de asunción de la presidenta en medio de la debacle de la UCR.

Colombi mantiene actualmente una relación distante con el Comité Nacional de su partido a pesar de haber quedado desde el 10 de diciembre como el único mandatario de esa devaluada fuerza opositora que también perdió este año las gobernaciones de Catamarca y Río Negro, frente a un kirchnerismo que arrasó en las urnas.

"Deseamos que al Gobierno de la Nación le vaya bien para que a nosotros en las provincias también nos vaya bien", dijo el gobernador en declaraciones a la prensa, tras regresar a Corrientes luego de asistir al acto de asunción de Cristina.

También auguró una "buena relación institucional" con la Jefa de Estado al sostener que "como todo argentino, creo que esa relación entre la Nación y las provincias es importante porque hoy más que nunca está ratificada la democracia en el país".

El mandatario apela a una "relación institucional", frase que usa desde que asumió la gobernación en diciembre de 2009, para decir con ello que "las diferencias partidarias no deben afectar a los intereses de la Provincia", en relación al financiamiento de obras de infraestructura y la inclusión de Corrientes en el reparto de las políticas sociales de la Nación.

Su argumento para no enfrentarse con Cristina, pese a que su oposición en Corrientes es kirchnerista, es que "no es fácil trabajar alejados del puerto de Buenos Aires y más aún en una provincia como la nuestra donde hay tanto territorio por producir pero tenemos zonas de límites fronterizos y planteos ambientalistas".

Por eso, cuando le preguntaron qué políticas espera que el Gobierno de Cristina impulse en su provincia, respondió: "Hay tres aspectos a fortalecer desde la Nación, como la energía, el gas y la infraestructura con puertos para buscar la posibilidad de que el nordeste tenga una reconsideración más productiva".

De esa manera, mantiene distancia política tanto con la casa Rosada como con la conducción de la UCR, de la cual se muestra crítico por los resultados electorales de 2011 en el resto del país, mientras piensa aspirar a su reelección en 2013 cuando Corrientes renovará la gobernación.

El frente radical Encuentro por Corrientes (ECO), que lidera Colombi, ganó el 18 de septiembre pasado las elecciones legislativas provinciales por una ventaja de 10 puntos contra el kirchnerismo.

Al hacer un balance como único gobernador radical en el país, optó por considerar que "hay muchos radicales gobernando municipios" porque "es la gente que nos elige", al tiempo que cree que la ciudadanía no elige de acuerdo a preferencias partidarias "sino por el éxito de las gestiones".

"Nadie es eterno en el país, -agregó- hay que tener la racionalidad de saber cuándo se termina el mandato que la gente nos da mediante el voto".

Así como asistió a la asunción de Cristina, lo que podría significar un gesto de acercamiento, la última distancia que mostró con la casa Rosada fue cuando se expresó en contra de los proyectos que impulsa el kirchnerismo en el Congreso para despenalizar el aborto en el país.

La semana pasada, el mandatario firmó un decreto por el cual declaró a Corrientes como "Provincia Pro Vida" y en sus fundamentos dejó en claro que está en contra de la interrupción del embarazo y que esa iniciativa fue en respuesta a los reclamos de la Iglesia Católica y otras religiones que también se oponen a los proyectos.

Fuente: NA

Comentarios