Más noticias
Miércoles 16 de Noviembre de 2011

Comenzaron las obras para cambiarle la cara al ingreso a Mendoza

Se mejorará el tramo entre El Plumerillo y la Rotonda del Avión. Se dispondrán jardines secos, granza cerámica roja en las rotondas, en los triángulos de aproximación habrá césped y una bomba de agua para el mantenimiento.

Por Gonzalo Ponce
gponce@diariouno.net.ar

María Belén Mirábile es turista española. Eligió vacacionar en Argentina y pasar por Mendoza porque el cambio monetario le conviene. Pero también por recomendación de amigos, para conocer el cerro Aconcagua, las bodegas, el sol y probar el buen vino del que tanto hablan.

También leyó la revista Traveler, de National Geographic, que incluyó a nuestra provincia entre los 50 lugares del mundo que no hay que dejar de conocer. Por eso se tomó ansiosamente un avión que la trajo hasta la aeroestación Francisco Gabrielli. Por suerte los paros no la afectaron y el vuelo no tuvo sobresaltos.

Al salir del aeropuerto, Belén miró las viñas que están a los costados de los accesos a El Plumerilo y pensó: “Vamos bien”. Pero apenas el remís cruzó los puestos de cobro de estacionamiento y llegó al Acceso Norte que la llevaría a la ciudad su expresión cambió.

La imagen que le enmarcó la ventanilla del coche en el recorrido hasta el microcentro le propinó una serie de golpes visuales que de a poco, pero categóricamente, hicieron que su ánimo besara la lona.

Amén de algunos carteles publicitarios glamorosos y cierto cuidado en la limpieza de esta parte de la entrada a Mendoza, el paisaje es un cóctel deprimente que mezcla rotondas rotas, una villa miseria, escasa iluminación y calles laterales sucias, situación que muchos medios de comunicación reflejan cada vez que se acerca la Fiesta Nacional de la Vendimia.


Las obras
Frente a este panorama, la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) comenzó una serie de obras livianas para contrarrestar, al menos en parte, esta vieja pintura.

También trabajará en conjunto con los municipios de Las Heras y Capital.

El tramo a remozar será el comprendido entre el Aeropuerto y la Rotonda del Avión, que separa Las Heras de Ciudad.

“Queremos dejarlo presentable porque el estado actual es lamentable”, anticipó Danilo Da Rold, jefe de la zona norte de la Dirección Provincial de Vialidad.

Se trabajará en el mejoramiento de la calzada, el carril central y las banquinas del acceso.

Por estos días y durante los próximos dos meses se removerá la tierra del bulevar que separa ambas manos de la ruta 40 para armar jardines secos similares al de la rotonda de Acceso Norte y Manuel A. Sáez cuyo mantenimiento está a cargo de UNO Medios.

“En las rotondas colocaremos granza cerámica roja. En cambio en los triángulos de aproximación habrá césped. En el resto del paseo central también se colocará granza colorada”, detalló Da Rold.

Mostrar un paisaje semidesértico, con cierta estética, claro está, no es casual. Es que toda la zona tiene serios problemas de riego.

De hecho, para realizar los movimientos de suelo y humedecer el poco verde que se plantará por ahora se recurre a un desagüe de El Borbollón y se proyecta el arreglo de un pozo de agua y una bomba que se encuentra a la altura de Manuel A. Sáez.

“La idea es que la Dirección Provincial de Vialidad cumpla con su parte y que de una vez por todas los organismos con injerencia en la zona podamos brindar al turista que ingresa por este sector una imagen más cercana a la que tiene la provincia en realidad”, cerró Da Rold.
 

Comentarios