San Rafael
Sábado 20 de Febrero de 2016

Comienzan a juzgar a los acusados de matar a Rolando Cordero

En la Segunda Cámara del Crimen comenzarán a juzgar a los dos acusados de matar de un cuchillazo a Rolando Cordero en la Nochebuena de 2014 en su casa de Sarmiento 1550 de Cuadro Nacional.

Mañana en la Segunda Cámara del Crimen comenzarán a juzgar a los dos acusados de matar de un cuchillazo a Rolando Cordero en la Nochebuena de 2014 en su casa de Sarmiento 1550 de Cuadro Nacional.
Ante el tribunal serán sentados bajo el cargo de “homicidio en ocasión de robo”, Claudio Mauricio "El Picha" Corvalán (35) y Ángel Alberto Rojas (26), quienes arriesgan una pena que va de los 15 a los 25 años de prisión, en caso de ser hallados culpables
La causa, como informó UNO San Rafael en diciembre, fue elevada a juicio en forma definitiva ese mes por el Segundo Juzgado de Instrucción.
De acuerdo a la investigación judicial, todo comenzó cuando Corvalán y Rojas llegaron ese día a las 20 a la casa de Cordero, que poseía un criadero de cerdos y otros animales, con la excusa de comprar un pollo y un ganso para celebrar la Navidad.
Pero cuando sacaron a relucir sus verdaderas intenciones (robar dinero y pertenencias), Cordero se intentó defender, se inició un forcejeo y uno de agresores lo hirió en el cuello con un elemento punzante. Luego el otro tomó un trozo de hierro cilíndrico que había en el lugar y desde atrás golpeó a Rolando en la cabeza.
También fue golpeado en la cabeza con una maza de hierro y finalmente “Corvalán le aplicó una puñalada en el abdomen que comprometió pericardio y parte del corazón”, que en pocos minutos causó su muerte, según las conclusiones del fiscal que llevó adelante la causa.
Los agresores huyeron del lugar y dejaron tendido en el piso a Rolando, cuyos familiares que se encontraban en una vivienda contigua intentaron asistirlo, pero falleció a los minutos.
Hubo varios días de frenética búsqueda de los responsables del crimen, hasta que el 30 de diciembre los padres de Rojas se presentaron en la Policía para comunicar que su hijo quería entregarse y que les había confesado su participación en el homicidio junto a su cuñado Corvalán. Éste fue detenido cinco días después en casa de su madre.
Por José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios