País
Martes 07 de Abril de 2015

Cómo se hace el trámite para jubilarse sin tener los aportes

La presidenta Cristina Fernández entregó este martes la jubilación número 450.000 promovida por la segunda etapa de la moratoria previsional, por la que pueden acceder al beneficio cualquier persona que cumpla con la edad exigida.

Según explicó la presidenta, Cristina Fernández de kirchner, esta medida aumentó la cobertura del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) 6,2 puntos porcentuales.
De esta manera, la cobertura alcanzará durante este año en la Argentina el 97%, constituyéndose en la más alta de toda América Latina.
No obstante, se debe tener en cuenta que el 3% restante lo conforman personas que voluntariamente retrasan el momento del retiro laboral y siguen cobrando en relación de dependencia. Así, el 100% de las personas en edad jubilatoria tendrán asegurado un ingreso, sea previsional o laboral.
A continuación una guía para acceder a la jubilación sin tener los aportes.
¿Quiénes pueden acceder a esta nueva moratoria?
Las personas que habiendo cumplido la edad jubilatoria (mujeres, 60 años y los hombres, 65) –o cumpliéndola en los dos años de vigencia de la norma- tengan que regularizar aportes hasta diciembre de 2003 para completar los 30 años de aportes jubilatorios necesarios.
El beneficiario no podrá contar con prestación previsional alguna o que, si cuentan con ella, no sea superior a la mínima.
Se contemplará a las personas con mayor nivel de vulnerabilidad social.
¿Cómo se realiza el trámite?
1° parte: Obtención de turno
- El titular se comunica telefónicamente al servicio gratuito 130, por el sitio web de la ANSES, www.anses.gob.ar, o se dirige a cualquier delegación y manifiesta su voluntad de realizar el trámite.
- Deberá declarar su número de CUIL y el de su esposo/a o conviviente que permitirán hacer los controles de incompatibilidad (por ejemplo: si posee otro beneficio).
- Se le otorga un turno para presentarse en la oficina de ANSES.
2da parte: presentación en las sedes de la ANSES
- El titular debe presentar la documentación necesaria para cualquier jubilación (constancias laborales, documentación personal y de su familia).
- En interconexión con la AFIP se hará el análisis patrimonial: ante los casos negativos, se informará que no cuenta con los requisitos necesarios para acceder al plan; los positivos ingresan en ese mismo momento en la etapa de asesoramiento personalizado para el cálculo de la deuda previsional.
¿En qué consiste el asesoramiento personalizado?
Los empleados de la ANSES acceden a la historia laboral de la persona, en la que controlan los aportes registrados, su situación como trabajador independiente ante la AFIP, si tiene reconocimientos de servicios previos. De esta manera, puede saberse cuántos años de aportes le faltan y, sobre ellos, se calcula la deuda previsional y el plan de pagos.
Luego, el titular debe ir al banco y pagar la primera cuota del plan. Una vez acreditado el pago (informado por la AFIP) se otorga la prestación y se descuentan las cuotas siguientes de los haberes.

Comentarios