Policiales
Martes 20 de Septiembre de 2011

Con cortes en el cuello, murió en la cárcel el imputado de un juicio por homicidio que concluía hoy

Ramón Riquero murió en el hospital luego de haber sufrido dos cortes en el cuello dentro de la cárcel. Investigan posible suicidio.

Ramón Riquero, que estaba acusado como coautor del homicidio doblemente agravado en perjuicio de la señora Graciela Baca Lasaun, quien vivía en calle Alfonsina Storni 546 de nuestra ciudad, murió hoy alrededor de las 6 en lo que sería un posible suicidio, aunque el tema está en plena investigación y no se descarta algún otro motivo.

Riquero era uno de los imputados por el crimen que ocurrió el 11 de junio de 2010, cuando tres personas ingresaron a la casa de la víctima y le propinaron golpes de puño y posiblemente abusaron sexualmente de ella.

En la mañana de hoy el imputado presentó dos cortes en el cuello en la celda en la que estaba junto a otros presos, fue llevado al hospital, donde según declaraciones radiales del director de la penitenciaría, Ricardo Gatica, incluso estuvo hablando, pero cuando estaba por volver a la cárcel se sintió mal y murió.

El juez Pablo Peñasco investiga las causas de la muerte y la justicia forense dará más pistas sobre cómo murió el hombre. Debido a esta muerte, la acción penal contra Riquero se extingue.

Comentarios