Deportes
Domingo 13 de Noviembre de 2011

Con un rugir del cielo

Hoy se corre la octava fecha del Zonal Cuyano en San Rafael y los pilotos locales tienen chances de conseguir el título. Fernando Puga contó lo especial que será esta carrera tras la muerte de su padre 

“Ya no me dan ganas de subirme al auto”, afirmó el piloto local Fernando Puga, quien marcha segundo en la Clase 1 del Zonal Cuyano, a 10 puntos de Martín Antolín, otro sanrafaelino.

Puga cuenta con posibilidades de obtener el título, aunque en lo personal no pasa por su mejor momento. En exclusiva con Diario UNO de San Rafael el piloto expresó que “desde que falleció mi papá se me hace muy difícil correr” y agregó que “quiero terminar este campeonato de la mejor manera, por todo el esfuerzo que hizo mi viejo toda su vida con el automovilismo”.

Este domingo se corre la penúltima fecha del Zonal Cuyano en el autódromo Ciudad de San Rafael. El corredor Fernando Puga, al igual que todos los amantes del automovilismo, seguramente recordarán, a dos meses de su deceso, al emblemático Félix Puga, un hombre que supo ganarse el respeto de todos y quien fue una pieza clave del motor mendocino. El reconocido preparador de autos de competición falleció el 23 de setiembre pasado a los 59 años.

Fernando (34) es uno de sus tres hijos y comenzó a correr a los 16 años en moto, en la pista de la cancha de Balloffet. Ahí compitió un año y salió tercero, sin pensar que al otro conseguiría su primer título. Un año después pasó al Zonal Cuyano a correr con un Fiat 600. “Mi papá me decía que era peligrosa la moto y por eso me compró el primer auto”, explicó el piloto.

“Mi papá –añadió– tuvo que hacer una autorización para que pudiera correr, las primeras experiencias fueron difíciles, casi no andaba en la calle y me costaba mucho salir”. Sonriendo explicó que “mi viejo decía ‘aceleralo y largá el embriague’”.

De esta forma, con profesionalismo, constancia y seriedad transitó una carrera llena de alegrías, y también de malos ratos, pero siempre con el consentimiento de su padre, un amigo incondicional y de “fierro”.

Si bien Fernando Puga estuvo dos años parado y alejado de las pistas para poder recibirse de ingeniero electromecánico, en cuanto pudo retomó y así pasó por varios autos.

El año pasado en su actual Gordini consiguió un subcampeonato. En esta temporada está a 10 puntos del primero y quiere dejar todo para lograr el objetivo.

En la primera fecha no pudo asistir por razones personales, ahí perdió muchos puntos, luego en la segunda fecha sufrió inconvenientes mecánicos, pero a partir de la tercera fecha lleva cinco poles consecutivas.

“Creo que el título debería quedar en San Rafael, el auto está en buenas condiciones y por ahí la experiencia me da tranquilidad”, afirmó el competidor.

También se refirió al momento personal que le toca vivir y dijo que “se me hace difícil ir al autódromo, siempre fui con mi padre desde muy pequeño, pero siento la necesidad de ir y dar lo mejor de mí”.

Mirando al cielo y entre algunas lágrimas dijo que “él nunca bajaba lo brazos, nunca se cansaba, y a pesar de que trabajaba mucho y hasta tarde en cada fecha, jamás se quejaba de nada”.

Por último recordó que “nunca me obligó, siempre lo hice porque yo quise y siempre me acompañó. Al principio no teníamos muchos recursos y me acuerdo que cuando íbamos a competir hasta dormíamos en la camioneta para poder seguir con esta pasión”.

Así, con nostalgias y amor por lo que hace, Fernando apretará a fondo el acelerador y vivirá una carrera más que especial el día de hoy.

Un Antolín en punta

El sanrafaelino Martín Antolín (21) es la sensación del momento en la Clase 1. El joven ganó la séptima final del año. Con acciones firmes y seguras en su Gordini, viene de conseguir una victoria en el Jorge Ángel Pena y marcha primero en el campeonato.

Con mucha confianza en sí mismo espera con ansiedad la 8ª fecha en San Rafael. “Esta temporada ha sido bastante entretenida”, afirmó Martín, quien casi desde la segunda fecha y gracias a las buenas actuaciones que le permitieron sumar se apoderó de la punta. “Estamos bastante tranquilos para este domingo, la idea es poder terminar y sumar la mayor cantidad de puntos posibles para mantenernos en disputa”.

Martín comenzó a los 17 años a correr y hace dos años que participa en la Clase 1.

“El año pasado estuvimos muy cerca de lograr algo, teníamos todo pero la suerte no nos acompañó en cuatro carreras, por eso esperemos que esta vez se dé”.

Esta fecha estará por demás peleada, la final será a partir de las 15 en el autódromo de Las Paredes. Lo siguen a Martín otro piloto local, Fernando Puga, y el sanjuanino Fernando Persia.

El joven espera tener una buena clasificación y que el auto no falle para seguir en camino con este sueño que es un desafío más que importante para su carrera.

 

Comentarios