Alvear
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

Con una inversión de $10 millones finalizaron las reparaciones en el Marginal del Atuel

Con los trabajos de reparación y mantenimiento realizados por el Departamento General de Irrigación se benefician 81 mil hectáreas en la cuenca del río Atuel.

Durante el período de corta de agua anual, Irrigación llevó adelante la ejecución de la 5º etapa de trabajos de reparación y mantenimiento del canal Marginal del Atuel, en la cuenca del río Atuel, con una inversión de $10 millones de pesos. Con estas obras se verán beneficiadas 81 mil hectáreas, distribuidas entre General Alvear y San Rafael.

Cabe mencionar que el aprovechamiento del Atuel, a través del canal Marginal, riega el 60% del oasis cultivado en esta cuenca.

El trabajo principal consistió en la reconstrucción de tramos de revestimiento parcial y total; la reparación de juntas, fisuras y grietas; y la construcción de badenes aluvionales. Esta puesta a punto del canal que transporta y distribuye las aguas del río Atuel, permite mejorar la seguridad operativa con el afán de garantizar la continuidad de la prestación del servicio de riego en la fracción del oasis productivo que abarca las zonas de Villa Atuel, Jaime Prats, Soitué, Real de Padre, General Alvear y San Pedro de Atuel.

Una obra de gran envergadura

Por su magnitud, las obras que se han desarrollado, han requerido de cinco etapas para su concreción. Esta última, ha sido la que ha generado mayor volumen de obra, la cual ha sido ejecutada con mayor rapidez que las cuatro etapas anteriores, debido a la necesidad de riego de los cultivos, los cuales por condiciones climáticas adelantaron su floración.

Las obras realizadas en el Marginal del Atuel, tienen como objetivo diminuir las pérdidas de agua por infiltración, eliminar la salinización, permitir la efectiva regulación de los caudales ingresados a los canales derivados y evitar el ingreso de aguas de origen aluvional.

En esta 5º etapa se intervinieron los tramos 1º, 2º y 4º del cauce y el trabajo principal consistió en la colocación de placas de hormigón armado. Además, se hizo tareas de reparación y mantenimiento de las juntas de retracción; y como accesorio, se repararon las hijuelas de guarda, es decir las hijuelas laterales al camino de servicio, que se encargan de conectar el agua de lluvia y evacuarla para que la humedad no afecte la integridad de la obra. También se incluyó la reconstrucción de alambrados y caminos de servicio.

Irrigación convino con la empresa constructora que llevó adelante las tareas la provisión de un tractor para corte de malezas de última generación, que servirá para el mantenimiento del propio canal.

Fuente: Irrigación

Comentarios