Domingo 04 de Septiembre de 2016

Condenado por dejar el ganado suelto en la ruta

El propietario de unas 200 vacas lo encontraron culpable por dejar el ganado suelto en una ruta del distrito de Cañada Seca.

El dueño de unas 200 vacas fue condenado a una multa cercana a los $3.000 por dejar su ganado suelto en una ruta del distrito de Cañada Seca.
La pena la aplicó el juez de Faltas Oscar de Diego tras un proceso judicial que se inició en junio cuando la Policía Rural secuestró unas 14 vacas que deambulaban por una carretera en búsqueda de agua.
Es que el hombre no tenía suficiente agua en sus campos y para saciar la sed de su ganado, lo liberaba sin custodia hasta el lecho de un río que estaba a unos kilómetros de su propiedad. Las vacas conocían el camino y caminaban en soledad por las rutas generando inconvenientes en el tránsito y poniendo en riesgo a los automovilistas.
Después de una serie de denuncias, la Policía tomó intervención y por orden del magistrado secuestró las vacas que quedaron en custodia del área de Ganadería de la provincia.
Tras el debate, el juez resolvió aplicarle una condena en dinero en efectivo y obligó al dueño de las vacas a que custodiara el ganado para ir a beber agua al lecho del río.
Además del pago de la multa, el hombre tuvo que abonar a la Dirección de Ganadería la estadía de las vacas que permanecieron durante casi dos meses en ese predio.
El condenado ya tenía antecedentes por hechos similares pero nunca se le habían secuestrado animales. En la condena, el juez De Diego aplicó el artículo 114 del Código de Faltas que castiga a la persona con una multa por abandono de ganado que pueda causar algún daño o ingrese en una propiedad ajena.

Comentarios