Policiales
Jueves 06 de Octubre de 2011

Condenaron a 14 años de prisión a un hombre por el abuso sexual de su hijastra

La sentencia fue dictada por la Primera Cámara del Crimen luego de varios días de debate oral. La víctima fue abusada en al menos dos ocasiones entre fines de 2009 y principio de 2010.

La Primera Cámara del Crimen de San Rafael condenó a 14 años de prisión a un hombre residente en Real del Padre por el abuso sexual de su hijastra, una adolescente de 15 años con retraso mental.

Los jueces Rodolfo Luque, Ramón Pérez Pesce y Ariel Hernández consideraron a S.R. (no se brindan datos filiatorios para no identificar a la víctima) autor del delito de abuso sexual agravado por acceso carnal y su condición de encargado de la guarda de la menor.

Previamente, el fiscal de cámara Norberto Jamsech había solicitado una pena de 15 años, mientras que la defensa del imputado la absolución.

De esta forma se cerró un proceso judicial que comenzó el año pasado con la denuncia de la madre de la víctima, que vivía en una vivienda de ese distrito con el acusado, un jubilado de 57 años, con quien tiene dos hijas: una niña de 5 años y una beba de meses, además de la chica de 15 años, que sólo es hija de la mujer.

Todo comenzó cuando la madre detectó la situación luego de haber escuchado a la menor que le decía “cochino, cochino” a su padrastro mientras éste se bañaba. Relató que en esa ocasión el hombre la había manoseado y además mostrado sus partes íntimas, aunque luego amplió los abusos que venía sufriendo.

El informe psicológico de la víctima evidenció el retraso mental moderado y que por haber ido a una escuela especial adquirió ciertas habilidades que le permiten dibujar. Y si bien a nivel verbal presenta dificultades, expresándose con frases cortas, acusó a su padrastro de haberle hecho daño en sus genitales.

Luego la investigación y el examen médico determinaron que la chica había sido accedida vía vaginal en al menos dos oportunidades entre los últimos meses de 2009 y primeros del 2010.

También se consideró que el imputado se aprovechó del retraso mental que padece la menor, el cual provoca que no pueda comprender el significado del acto consumado, con el agravante que llevó a cabo tales acciones por medio de amenazas.

Comentarios