Más noticias
Domingo 03 de Enero de 2016

Consejos útiles para bajar el gasto de energía en el hogar

Recomiendan no dejar enchufados los aparatos electrónicos todo el día y tener a 25°C el acondicionador de aire

Patricia Losada
losada.patricia@diariouno.net.ar

Utilizar los artefactos eléctricos en forma racional, sobre todo en esta época de gran demanda por el intenso calor, hará que pasemos un mejor verano ya que ayuda a  evitar cortes del servicio.
Se estima que en Argentina el 40% de los hogares tiene acondicionadores de aire, el artefacto que marcha a la cabeza en la lista de los que consumen más energía. Tanto es así que uno de ellos equivale a unos 15 ventiladores encendidos andando a la vez.  
“En los últimos 5 años se han incorporado a los hogares alrededor de 4 millones de acondicionadores de aire. Hoy en el país hay unos 10 millones, es decir que hay un cambio en el consumo bastante importante”, explicó Oscar Dores, director de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).
Para dar un ejemplo práctico, el especialista dijo que en un día común en un hogar se consumen unos 18 mil megavatios, mientras que cuando se enciende en extremo el aparato de aire la cifra se eleva a 24 mil megavatios.  
También recordó que el cambio de usos y costumbres llegó cuando se incorporó la heladera con freezer, que de 250 kilovatios de consumo se pasó a 350 por día.   
El referente de Fundelec  recomendó ahorrar consumo incorporando  costumbres simples, como apagar los aparatos electrónicos que quedan toda la noche encendidos (stand by), utilizar el lavarropas en horas de menor demanda como la mañana, no dejar encendidas las luces  que no se utilizan, ya que representan el 30% del consumo total de un hogar y poner a 25°C el acondicionador.
Aconsejó no olvidar desenchufar el cargador del celular del tomacorriente una vez que se cargó el aparato, “ya que si uno por ejemplo lo deja puesto sigue circulando energía”. Y ante todo insistió en no dejar el acondicionador encendido todo el día para que la casa esté fresca cuando se vuelve del trabajo.
A esto se agrega desconectar los aparatos que producen calor antes de terminar de usarlos –plancha, tubos o pinzas para el cabello, parrillas, ollas eléctricas, calefactores– para aprovechar el calor acumulado.
Mantener siempre limpios los aparatos eléctricos, principalmente los de la cocina como el horno de microondas, tostador, extractor y conservarlos en buen estado prolonga su duración y reduce su consumo.
Desde distintas dependencias oficiales se insiste en la permanente información y educación para realizar acciones mínimas que contribuyen al ahorro de energía.
Y no solamente las recomendaciones apuntan a los hogares sino las acciones se deben hacer extensibles a las oficinas, edificios, conglomerados habitacionales, empresas, comercios  e industrias.

Comentarios